Innsbruck, la capital del Tirol

Innsbruck

Como hemos comentado en otra oportunidad, la región del Tirol es quizá una de las zonas más populares de Austria, tanto por el paisaje de montañas y el aire sano que allí se respira como por la multitud de deportes de invierno que año a año atraen a miles de turistas del mundo entero.

Si hablamos de esta región, es casi una obligación hacer referencia a su capital, Innsbruck. Esta ciudad es uno de los grandes referentes de Austria y allí viven unos 120.000 habitantes. Con una larga historia en su haber, Innsbruck ha logrado sobrevivir al paso del tiempo logrando una interesante mezcla entre lo que es la antigua arquitectura del lugar con los edificios y zonas más modernos.

Así es como paseando por las calles de la ciudad podéis dar con el antiguo Palacio Imperial de Hofburg, el Castillo Ambras, el torreón Ottoburg, la Basílica Wilten o la Inglesia de la Corte, muchas de estas obras legado del emperador Maximiliano I, quien, entre otras obras, decidió añadir el famoso “Tejadito de oro”, un diminuto tejado que adorna lo que fue la antigua residencia real y que hoy es uno de los grandes símbolos de la ciudad. Por otra parte, el aspecto de Innsbruck se ha enriquecido gracias al trabajo de arquitectos contemporáneos como Dominique Perrault, quien ha dado vida a la Galería del Ayuntamiento, o bien Zaha Hadid con el trampolín de los saltos de esquí en la montaña Bergisel.

Haciendo a un lado fachadas y monumentos, el gran atractivo de Innsbruck está en el paisaje montañoso que la rodea, con la posibilidad de acceder a una vista panorámica desde la cima del Seegrube, situada a 2.000 metros de altura. Famosa por sus actividades deportivas, sus pistas de esquí y snowboard son de las más conocidas del mundo, razón por la cual esta ciudad fue sede de dos Juegos Olímpicos de Invierno en 1964 y 1976.

Más información en:

Viaje a Innsbruck, guía de turismo

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Innsbruck, Tirol


Deja tu comentario