Galeria Belvedere, el legado de Gustav Klimt

Galeria Belvedere

Más allá de la ciudad o el pueblo sobre el que hablemos Austria ha logrado lo que algunos otros países del centro norte europeo: un estilo prolijo y sofisticado que se hace ver a través de sus calles, sus edificios y sus cuidados parques y jardines.

Todo esto lleva a que haciendo a un lado el recorrido puntual el turista pueda siempre disfrutar del encanto de una país que pone empeño en mantener y conservar su legado. Basta sino ver la Galería Belvedere para confirmar esta tendencia. Ubicada en el corazón de Viena, en el Palacio Belvedere, este recinto dedicado al arte está enmarcado por una vista como pocas gracias a los cuidados jardines de lo que en algún momento fuera el palacio veraniego del por entonces príncipe Eugenio de Saboya, quien vivió entre 1663 y 1736.

A un lado la historia, lo cierto es que este museo dedicado al arte combina la excelencia austríaca con un conjunto de obras que despiertan la atención de los visitantes. Porque no sólo es cuestión de mirar los cuadros que cuelgan de las numerosas paredes sino que también vale la pena disfrutar de este palacio de grandes dimensiones que también es sede del Museo del Barroco y el Museo de Arte Medieval.

En lo que hace a la galería, si bien hay trabajos y obras de muchas figuras de la Edad Media, el clasicismo, el impresionismo o el romanticismo, la gran estrella del lugar es nada menos que Gustav Klimt, el reconocido pintor que encantó con sus personales cuadros en los que predominan las mujeres y los tonos brillantes. Klimt fue uno de los miembros más importantes del movimiento Art Noveau de Viena y una de las grandes figuras de la cultura austríaca razón por la cual son muchos los que se acercan a la galería para admirar su trabajo. Sin dudas, podrán hacerlo sin condiciones pues la Belvedere alberga gran parte de su obra, entre ellas el famoso cuadro “El beso”, que retrata a una joven pareja.

Información práctica: Palacio Belvedere

Imprimir

Etiquetas: , , ,

Categorias: Arte y Cultura, Viena


Deja tu comentario