El Palacio de Hofburg, hogar de los Habsburgo

Más allá de que no tiene las dimensiones de una enorme ciudad como París, lo cierto es que Viena tiene un encanto propio que la hace atractiva a los ojos del turista. Gran parte de su atractivo se relaciona con la historia del país y sus muchas construcciones históricas que se han ido erigiendo a lo largo de los años, algunas de ellas de estilo gótico.

Por otra parte, Austria fue la tierra de los Habsburgo, monarcas que reinaron durante muchos años y fueron los artífices del gran Palacio de Hofburg. Esta construcción es uno de los puntos neurálgicos del recorrido por la ciudad capital y merece la atención no sólo debido a su historia sino a las dimensiones de este enorme palacio. Hofburg fue la residencia oficial de la familia durante más de seis siglos y gran parte de la historia austriaca transcurrió detrás de sus muros.

Construido a finales del siglo XIII durante el mandato del emperador Rodolfo I, fue habitado por distintos herederos durante los 600 años siguientes y cada uno de ellos fue modificando la estructura interior y exterior del recinto, lo que da cuenta de la evolución arquitectónica de la época.

Para visitar el palacio, hay que contar con tiempo pues hay mucho que ver. El recorrido comienza con el Patio del Homenaje, donde se halla la antigua fortaleza, la parte más antigua del Palacio. Allí también hay una puerta desde donde se acceder al patio Schweizer Hof en el que se encuentra la Capilla Imperial, lugar donde se exponían los cuerpos sin vida de los emperadores y emperatrices para que el pueblo pudiera despedirlos.

Otros puntos importantes son el “Stallburg” (es decir la Escuela de Equitación Española fundada por el archiduque Carlos en 1562), la residencia de la emperatriz Wilhelmine Amalia, y la Biblioteca Nacional, con varias salas y colecciones.

Por otra parte, el Palacio Nuevo es de estilo renacentista y cuenta con cuatro museos. Merecen la atención las habitaciones imperiales, a las que se accede a través de la Escalera Imperial.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Monumentos de Austria, Viena


Deja tu comentario