Austria, Tierra de grandes compositores

Musica y conciertos en Austria

Austria es tradicionalmente tierra de grandes compositores que han aportado obras sublimes a la historia de la música. Hombres que fueron visionarios, a la vanguardia de su época, marcando tendencia en el desarrollo musical del género clásico. Durante el siglo XVIII y parte del XIX, su capital, Viena, se convirtió en la capital europea de la música.

El más importante sin duda es Wolfgang Amadeus Mozart. Nacido en Salzburgo, en 1756, es considerado uno de los grandes maestros de la música clásica. Desde muy joven y pese a su corta vida (fallecería con apenas 35 años), destacó por la excelente calidad de sus obras, perfeccionismo e innovación, tocando ante cortes reales a los 6 años. Produjo sinfonías como la Haffner, la Linz, la Praga, más de 30 conciertos para diferentes instrumentos musicales, serenatas, marchas y poco más de 20 óperas. En la variedad del género que cultivó encontramos incluso música religiosa y arias.

Franz Joseph Haydn es otro gran compositor austriaco, representante de la música clásica, que cultivó el género de los cuartetos y las sinfonías. Compuso música de cámara para piano, en especial tríos y cuartetos, óperas y es el autor del himno del Imperio Austriaco. Falleció en 1809.

Franz Peter Schubert es otro compositor austriaco, considerado dentro del género del romanticismo europeo, tan común en el siglo XIX. Sus obras más características son composiciones para voz y piano llamadas Lieder, aunque también cultivó el género de la música de piano, cámara y orquesta. Nacido en 1797, empezó a componer a los 14 años. Entre sus obras destacan Wanderer Fantasie, La Bella Molinera y La Muerte y la Doncella.

Los Strauss, tanto padre como hijo, también son austríacos. El primero fue conocido por sus valses, de los cuáles el más famoso es Lorelei Rhein Klange, aunque su obra más famosa es la Marcha Radetzky. Gran parte de su obra la compuso con su amigo Josef Lanner, también vienés y amante del género del vals y la música bailable.

Entre las obras del Johan Strauss padre tenemos el Paris-Walzer, el Wiener Karneval (Carnaval Vienés) de 1828, y la polka Fortuna Galopp. Su hijo, Johan Strauss II, nació en Viena en 1825. Es conocido especialmente por la calidad de sus valses, siendo el más famoso el Danubio Azul. Es el miembro más famoso de la familia Strauss. Otras obras suyas son también conocidas, entre las que destaca su ópera Die Fledermaus.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Arte y Cultura


Deja tu comentario