Comprar souvenirs en Viena

souvenirs en Viena

Pocos turistas pueden resistirse a los souvernirs. Placer exclusivo del visitante, la compra de souvenirs es uno de los aspectos esencial del turismo. Parece que si no se mira, curiosea y adquiere alguno de estos objetos no se ha hecho todo lo que se tenía que hacer en la ciudad. Hechos específicamente para el recuerdo estos souvernis presentan las imágenes más típicas de las ciudades visitadas.

Las miniaturas de la catedral de San Esteban, llamada amorosamente Steffl por los oriundos, se mezclan con cuadros, tazas, libretas, lápices llenos de “Sissís“, “Franciscos Josés” o norias del Prater.

Por supuesto, también es posible encontrar desde económicas camisetas de algodón con divertidos motivos hasta los carísimos objetos de lujo y coleccionismo de la casa Swarovski que, por cierto, también ofrece joyería a precios realmente asequibles, así que no se deje deslumbrar por sus exquisitos escaparates y entre a curiosear. Muy probablemente pueda encontrar algo interesante y ¡un regalo menos del que preocuparse!

Desde hace unos años un motivo muy habitual en las tiendas de souvenirs vienesas es el del canguro bajo el epígrafe “No kangaroos in Austria”. Claro, muchos turistas de habla hispana no entienden bien la gracia, pero lo cierto es que la tiene, porque los pobres austriacos bastante hartos de escuchar en las diferentes partes del mundo preguntas sobre los canguros austriacos – obviamente confundiéndolos con los australianos – inventaron este chiste para recordar que no es así, que aunque Austria y Australia tenga una fonética muy similar, especialmente en lengua inglesa,

Austria es Austria y Australia es Australia y que, por tanto, en el país alpino no hay canguros, sino vacas. Normalmente, este diseño se puede encontrar en todo tipo de artículos como camisetas, tazas, teteras, llaveros, anillos, colgantes y pins.

Otros grandes conocidos que se suelen vender en Austria son los licores de frutas. Se denominan Schnaps y son bebidas de alta graduación que, habitualmente, se beben después de comidas fuertes para favorecer la digestión. Vale la pena adquirir un par de botellitas y probar la experiencia.

El siguiente souvenir son las “Mozart Kugeln”, un producto estrella de venta tanto en comercios al uso como en supermercados -estos últimos ofrecen mejores precios-, cuyo peculiar sabor no le dejará indiferente. Son auténticos pecados en forma de bolas doradas con corazón de mazapán y magnífica tradición. Recomendamos comprar los auténticos de la marca Mirabell. Aunque son más propios de Salzburgo, en Viena tampoco se los puede perder.

Es posible comprar todos estos detalles en muchas tiendas del centro, pero ocurre como en la mayoría de las capitales, cuanto más cerca del casco histórico se está, más caro resulta todo. Nuestra recomendación pasa por tomar la línea 3 del metro (U3), dirección Ottakring si va desde Stephansplatz, y bajar en la parada de Neubaugasse. Allí se extiende la comercial calle de Mariahilfestraße (Calle de María Auxiliadora) donde podrá encontrar de todo a precios mucho más asequibles.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Viena


Deja tu comentario