Leyenda de Lindwurm y Klagenfurt

Klagenfurt

En el centro de la ciudad de Klagenfurt se encuentra un monumento de nueve toneladas que data del renacimiento y que es una muestra de la leyenda que dice que esta ciudad fue fundada después de que un par de valientes hombres mataron un abominable dragón llamado Lindwurm que se alimentaba exclusivamente de vírgenes.

Se dice que había una época en la que el Duque Karast gobernaba las tierras de esta ciudad desde lo alto en el Castillo Karnburg, cuando el área que se extendía desde el Lago Wörthersee hasta el Río Drau estaba cubierta de musgo de pantano, arbustos salvajes y miles de árboles. Arriba en las montañas una gran cantidad de animales pastaban, mientras las personas nunca se atrevían a pasar a la oscuridad impenetrable y extraña que allí se sentía, ya que los pocos que se atrevieron a ir, nunca regresaron.

En algunas ocasiones las vacas desaparecían y los vaqueros iban y las buscaban, pero tampoco volvían. Nunca nadie había visto el siniestro ser que tomaba tanto a los animales como a los humanos, porque siempre había una espesa niebla cubriendo esta región. Sólo algunas veces se podían escuchar gruñidos o aullidos en la distancia.

Por ese motivo el Duque les pidió a los hombres más valientes que fueran a buscar a la criatura y la mataran, pero todo fue en vano ya que el miedo había conquistado los corazones de todos los hombres, incluso de los más valientes. El monstruo sólo podía ser sacado de su escondite con astucia por lo que una torre fue construida al lado del pantano que brindaría observaciones detalladas del enemigo.

Entonces dos hombres se dieron a la tarea de capturar a esta criatura, todo por la recompensa que era la torre, dinero y todo el terreno de un río al otro. Así amarraron un toro a la torre y de repente del lago empezaron a salir burbujas hasta cuando saltó un dragón con unas alas gigantes, tirando barro hacia todos los lados. En el momento en el que atacó al toro, los dos hombres se le lanzaron encima con grandes cadenas y después de una gran lucha, en la que participaron otros hombres, lograron vencer al monstruo.

En ese mismo lugar de la pelea contra Lindwurm luego se alzó una hermosa y pacífica villa, además el Duque construyó un castillo en donde estaba ubicada la torre que logró la victoria sobre este monstruo. Con el tiempo alrededor de este castillo se desarrollo un pueblo que en la actualidad es la capital de la región, que es muy visitada y admirada.

Foto Vía: annia316

Imprimir

Categorias: Leyendas austriacas


Deja tu comentario