La cascada de Krimml, la mas alta de Europa

Cascada de Krimml

En Austria se encuentra la cascada más alta de Europa y la quinta a nivel mundial. Se trata de la cascada de Krimml, ubicada a unos unos 110 Km de la ciudad de Salzburgo.

El acceso a la cascada sólo fue posible a partir de 1879, cuando la Alpine Association inaugura un sendero con puentes y plataformas de observación a lo largo de toda la cascada. Ya en 1967 la cascada es distinguida por el Consejo Europeo con el certificado de Conservación de la Naturaleza.

El punto de partida es el pueblo de Krimml. Cerca al pueblo se encuentra un parking para dejar el vehículo y empezar la trayectoria hacia la cascada.

El recorrido por la cascada consta de tres etapas: un primer salto que tiene una altura de 140 metros, el segundo salto con una altura de 100 metros y el tercer y último salto de 140 metros. Los tres saltos suman 380 metros de altura en que, dependiendo de la época del año, fluye más o menos caudal.

El pueblo de Krimml se encuentra a 1100 metros, por lo que la ascensión nos lleva hasta los 1.470 metros aproximadamente en la parte superior de la montaña. Si no queremos pasar personas sedentarias lo mejor es llevar unos zapatos cómodos e ir lo mejor hidratados posible. De todas maneras si el cansancio nos vence podemos hacer uso de los numerosos bancos disponibles para descansar.

A partir del primer salto empiezan a aparecer unos miradores tan cercanos a la cascada que, si nos descuidamos, podemos resultar en medio de una ducha helada. Seguido del primer salto viene una corta parte llana, llamada “Schönangerl” que abre paso al segundo salto para pasar de inmediato al tercer salto que nos ubica a una altura de 1470. Una vez allí aparece el hermoso valle Krimmler Achental, al fondo se puede observar el macizo del Grobvenediger con el segundo pico mas alto de Austria de 3674 m.

La cascada de Krimml además de ofrecer una agradable vista a los ojos de los turistas también ofrece un efecto positivo en su bienestar y su salud. Según pruebas científicas, los millones de iones con carga negativa estimulan el sistema inmunológico, dando lugar a una mejora duradera del sistema respiratorio y la función pulmonar.

Una visita a Austria no está completa si no se visita la cascada de Krimml, ya sea por disfrutar de una espectacular vista o por querer comprobar sus beneficios para la salud por lo que os recomiendo el alquiler de coches baratos para una zona así. Lo disfrutaréis por la libertad que os proporcionará no tener que ateneros a horarios concretos de excursiones.

Foto Vía: Wikimedia Commons

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Salzburgo


Comentarios (1)

  1. Han oído hablar de la cascada de Gavarnie con 423 metros de caida en el pirineo francés?????

Deja tu comentario