Fortaleza de Hohensalzburg en Salzburgo

Fortaleza de Hohensalzburg

Fruto de la defensa que necesitaba el arzobispo Gebhard von Helffenstein por la guerra que entre 1073 y 1122 se desató entre Papas y reyes católicos nace la Fortaleza de Hohensalzburg, ubicada en la ciudad austriaca de Salzburgo.

En 1077 el arzobispo Gebhard, fiel seguidor del Papa, manda a construir la fortaleza temiendo un ataque por parte de los príncipes de Alemania del sur. Con el paso de los siglos se fue extendiendo la Fortaleza y fue el arzobispo Leonhard von Keutschach en el siglo XV quien ejecutó una nueva ampliación de la Fortaleza otorgándole su aspecto actual. Con sus 250 metros de largo por 150 metros de ancho es considerada la fortaleza más extensa y mejor conservada de Europa Central.

Para acceder a la Fortaleza se puede hacer uso de un funicular inaugurado en 1892 o colmarnos de valor y recorrer la subida a pie. Hay muchas cosas que se pueden ver de camino a la Fortaleza, por lo que la segunda opción es la más recomendada para personas con buen estado físico. Al interior de la Fortaleza funciona un museo, con visitas guiadas en diferentes idiomas (entre ellos el español), donde se exponen elementos que hacen revivir sus más de 900 años de historia.

En su decoración interior sobresalen los tallados en madera al estilo gótico y pinturas ornamentales que adornan el llamado Salón Dorado, donde además se puede observar una chimenea en cerámica de 1501 y unas columnas con influencia turca.

La capilla privada de Leonhard von Keutschach es otro de los atractivos que se puede visitar en el museo, en ella se exhiben varios objetos religiosos y algunos descubrimientos arqueológicos de la zona. Un espacio dedicado a la tortura también tiene lugar en el museo, donde se exponen elementos alusivos a la época en que la Fortaleza funcionó como cárcel y cuartel. Entre esos elementos están máscaras de tortura y aterradores cinturones de castidad.

Desde 2005 la entrada al lugar está abierta a todo el público con un ticket de unos 10 euros, donde se incluye la subida y descenso en el funicular, visita a los Patios, Torres de Defensa, Salas del Príncipe, Museo de la Fortaleza, Galería, Sala de Torturas, Torre de Vigilancia y una proyección audiovisual llamada “Almpassage“, un itinerario didáctico a lo largo de un arroyo que discurre por la fortaleza.

Fortaleza de Hohensalzburg

Por último, no te olvides de tomar la foto de rigor pues la vista que desde la Fortaleza se tiene de la ciudad de Salzburgo es maravillosa.

Foto 1 Vía: adobemac

Foto 2 Vía: Wikimedia Commons

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Salzburgo


Deja tu comentario