Semmering y su historico ferrocarril

Ferrocarril de Semmering

Semmering es una región situada a una altitud de 1000 metros en medio de laderas arboladas, a sólo 90 km de Viena y a 95 km de Graz. Semmering ha sido un centro de salud de montaña, conocida por su aire limpio, deportes de invierno y excursiones de verano. Todo el mundo cree en las propiedades curativas del agua, pero casi nadie sabe sobre los efectos terapéuticos del aire puro. El clima suave y estimulante de Semmering tiene efectos positivos sobre los trastornos del aparato respiratorio como bronquitis, alergias y asma.

Pero sin lugar a dudas su mejor exposición es su ferrocarril, que forma parte de la vía férrea del sur de Austria conectando a Viena y Graz. Construido entre 1848 y 1854, el ferrocarril de Semmering es considerada una de las mayores hazañas de la ingeniería civil en los primeros tiempos de la construcción ferroviaria. Fue muy atrevido para la época, tenía un gradiente máximo cinco veces mayor que la de los ferrocarriles anteriores.

El ferrocarril de Semmering cumple un papel fundamental en el turismo de la región. Desde su apertura ha logrado hacer que el acceso a zonas de una gran belleza natural sea aún más fácil. Debido a esto, y a que conjuga a la perfección naturaleza con cultura, fue declarado por la UNESCO en 1998 como Patrimonio Cultural de la Humanidad, convirtiéndose así en la primera línea ferroviaria que forma parte de la lista de patrimonio mundial de la UNESCO.

Ferrocarril de Semmering

Es un recorrido de aproximadamente 41000 metros a través de paredes de roca escarpada, cruzando puentes y viaductos, desapareciendo en momentos a través de sus 15 túneles y en donde además de divisa un maravilloso paisaje cultural sobre la zona de Semmering. Supera una diferencia de altitud de 457 metros y el punto más alto está situado a 896 metros. Entre las atracciones que se pueden ver a la largo del recorrido están el Castillo de Gloggnitz y el Museo de trenes de Höllentalbahn.

Hay un camino a lo largo de la línea ferroviaria para que los turistas lo transiten a pie, así cada caminante puede recorrer un tramo de una estación a otra y volver a coger el tren en la próxima estación.

En verano se abre un sendero de unos 17 km de largo que se extiende desde la estación del ferrocarril de Semmering, pasando por bosques y praderas, y terminando en la estación de Mürzzuschlag. Quienes lleven perros deben mantenerlos con una correa durante todo el camino. Cerrado en invierno, de noviembre a abril.

Fotos Vía: Herbert Ortner

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Turismo en Austria


Deja tu comentario