Hangar-7, mas que aviones historicos

Hangar-7

En octubre de 1999, la planificación de un hangar para algunos de los aviones más extraordinarios del mundo comenzó. La construcción empezó en el 2001 y tuvo su inauguración oficial el 22 de agosto de 2003. Se trata de Hangar-7, en el aeropuerto de Salzburgo, una obra de arte arquitectónica propiedad del fundador de Red Bull.

La decisión de construir Hangar-7 se hizo por razones muy prácticas: los Flying Bulls necesitaban un nuevo hogar para su colección de aviones históricos. El hangar utilizado anteriormente no disponía de espacio suficiente. Solo el Douglas DC-6B, con su envergadura de 36 metros y un ensamble de timón de nueve metros de altura, hizo necesario pasar a un nuevo hangar.

Visto por fuera, Hangar-7 básicamente tiene la forma de un ala de un avión. En su interior, su cúpula de cristal transparente es como una extensión del cielo, después de todo, el cielo es el hogar de los aviones, especialmente de los Flying Bulls.

Los Flying Bulls de Salzburgo se dedican al arte de encontrar aviones históricos raros, que se remodelarán con dedicación para dejarles volar de nuevo.  Las exposiciones son mucho más que sólo los artículos de colección. Todos los aviones de los Flying Bulls, independientemente de su antigüedad, aún están en condiciones de vuelo.

Pero el hangar es mucho más que una colección de aviones, también conjuga una galería de arte y un espacio para la gastronomía y eventos. Lo que inicialmente estaba previsto para acomodar la creciente colección de Flying Bull de aviones históricos se ha convertido en sinónimo de arquitectura vanguardista, arte moderno y una gastronomía exquisita.

Hangar-7 es ahora un lugar de encuentro internacional para los aficionados de aviones históricos. También sirve como un lugar para exposiciones de éxito. HangART-7 presenta prometedores nuevos talentos y tendencias del arte actual desde diversas partes del mundo, tres veces al año.

En el Restaurante Ikarus cada mes, un chef invitado diferente se presenta con su estilo personal para preparar exquisitas comidas, una experiencia gastronómica excepcional.

Hangar-7 está justo al lado del aeropuerto de Salzburgo, así que es fácilmente visible al momento de despegar o aterrizar. Desde el centro de la ciudad el hangar es fácilmente accesible a través de los autobuses y en menos de dos horas le estaremos dando un vistazo. Algo que a muchos les gustaría saber es el hecho de que el Hangar-7 se puede visitar de forma gratuita.

Foto Vía: MatthiasKabel

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Salzburgo


Deja tu comentario