De compras por la calle Getreidegasse

Getreidegasse

Cuando estamos recorriendo el casco antiguo de Salzburgo es inevitable hacer una que otra compra para el recuerdo. Uno de los lugares donde seguro pararemos es Getreidegasse, la principal calle comercial de Salzburgo que se distingue por su estilo barroco y calles estrechas.

Lo primero que notamos al pasar por Getreidegasse son los signos de hierro colgados en la fachada de las tiendas. Según nos cuentan, cada tienda está obligada a tener un letrero de hierro forjado que represente su actividad comercial. Esta tradición data de la época en que la gente no sabía leer y el signo les decía de que se trataba la tienda. Incluso hoy en día MacDonald tiene un letrero de hierro forjado. Para conservar su estilo, los anuncios extravagantes no están permitidos allí.

Esta calle se ha utilizado desde la época romana y ha sido el centro de Salzburgo por muchos cientos de años. Mozart nació en un apartamento en esta calle donde ahora alberga el Museo de Mozart. Sustanciales modificaciones estructurales están prohibidas por las estrictas normas sobre la preservación del casco antiguo lo que la convierte en un viaje al pasado que no nos podemos perder. Las casas se extienden en profundidad y son bastante grandes, contrario a la impresión que dan al primer vistazo. Algunas tienen inscripciones que marcan el año en que fueron construidas o los nombres de los anteriores habitantes.

Getreidegasse nos tienta con su multitud de tiendas con marcas conocidas, como Boss, Louis Vuitton, Hermès, Mango, Bally, Swarovski, H&M, Sisley, y muchas más que ofrecen sus exquisitos productos. Para los que quieren un recuerdo de su viaje por Austria también pueden encontrar productos típicos del país, el traje nacional, bebidas alcohólicas, o Mozartkugeln (chocolates tradicionales de Austria). Se pueden decir que todos los gremios están representados aquí: la joyería, la moda, sombreros, juguetes, perfumes, artículos de cuero, ropa interior, zapatos y papelería, la elección es interminable.

Si por casualidad no hay nada que admirar en las tiendas, la belleza de los patios compensa cualquier decepción. Cornisas, arcadas, columnas, capiteles, arcos, pasillos estrechos, y paneles de mármol dan testimonio de la tradición arquitectónica de Salzburgo. La mayoría de los pintorescos patios interiores que están ocupados por tiendas elegantes solían ser establos y espacios de almacenamiento.

Hoy en día, esta calle suele estar llena de turistas, en especial los meses de verano y antes de Navidad, cuando el mercado de Navidad de Salzburgo atrae a miles de personas a la ciudad.

Foto Vía: PDAgrl

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Salzburgo


Deja tu comentario