Karlskirche, iglesia barroca en Viena

karlskirche

La Iglesia de san Carlos Borromeo o Karlskirche (en alemán) es una de las edificaciones más grandes e interesantes de Viena. Encargado por el emperador Carlos VI en agradecimiento por una respuesta a su oración, el inusual edificio barroco también fue diseñado para glorificar el Imperio de los Habsburgo.

Situada en las afueras del Ringstraße de Viena, la iglesia se construyó en honor a los votos del emperador Carlos VI. En 1713 Viena se encontraba en medio de una grave epidemia, y el emperador Carlos VI hizo una promesa: si la peste dejaba la ciudad, iba a construir una iglesia dedicada a su tocayo, san Carlos Borromeo, quien fue un obispo italiano del siglo 16 famoso por su ministerio para víctimas de la peste de Milán.

La oración del emperador fue contestada, y la construcción de la iglesia comenzó en 1715 siguiendo los planos de uno de los más famosos arquitectos del barroco austriaco, Johann Bernard Fischer von Erlach. El maestro de estilo barroco empezó a trabajar en la iglesia en 1716 y continuó durante 6 años hasta su muerte. Su hijo, José Manuel, se hizo cargo del proyecto hasta su finalización en 1737. JM Rottmayr pintó muchos de los frescos dentro de la iglesia desde 1725 hasta 1730.

Hoy en día, la iglesia sigue en funcionamiento y es una de las mayores atracciones turísticas de Viena. Dentro de la iglesia, los visitantes pueden tomar un ascensor o ir por las escaleras hasta la cúpula de la iglesia de 72 metros de alto para obtener una mejor visión de los impresionantes frescos de la cúpula que decoran la Karlskirche.

Su frente, inusualmente ancha, se compone de una serie de contrastes que sorprendentemente se armonizan para formar una imagen global única. Dos columnas gemelas, con el modelo de la Columna de Trajano en Roma, muestran escenas de la vida de san Carlos Borromeo. Son el marco principal del portal que se asemeja a un templo griego. La nave abierta de la iglesia está encabezada por una vistosa cúpula ovalada de 72 metros de altura pintada en su interior. La zona en frente de Karlskirche fue rediseñada en 1970 por uno de los escultores más importantes del siglo 20: Henry Moore.

La iglesia se encuentra en uno de los nodos centrales de Viena, la plaza Karlsplatz, cerca de muchos de los atractivos que ofrece la ciudad como la Academia de Bellas Artes y el Palacio Belvedere.

Foto Vía: Welleschik

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Viena


Deja tu comentario