Eisenstadt, capital de Burgenland

Eisenstadt

Eisenstadt es la capital más pequeña de Austria y uno de los destinos menos visitados en Burgenland. La capital de Burgenland, uno de los nueve estados de Austria, está situado al pie de las montañas de Leita, al sur de Viena. Es una ciudad barroca cuyas edificaciones han sido influenciadas por la dinastía de los Esterhazy.

Su principal atracción es el Palacio Esterhazy, antigua residencia de los príncipes Esterhazy. El conde Esterhazy lo restauró inicialmente en un estilo barroco y más tarde en estilo clásico (1663-1672). Hoy día, el palacio sirve como lugar de celebración de una serie de acontecimientos culturales incluyendo los conciertos orquestales y óperas del famoso Festival Haydn.

Eisenstadt es más conocida por su antiguo e ilustre residente, el músico y compositor del siglo 18 Josef Haydn, quien vivió y trabajó como director musical del príncipe Esterhazy por más de 40 años. Debido a Haydn y sus brillantes composiciones, Eisenstadt se ha hecho famosa más allá de las fronteras.

Hoy en día la tumba de mármol blanco de Haydn se puede ver en la la Iglesia Bergkirche. El cráneo había sido robado por uno de sus amigos en 1809 y más tarde fue propiedad de la “Gesellschaft der Musikfreunde” (“Sociedad de los Amigos de la Música”) en Viena. En 1954, el cuerpo y el cráneo se reunieron en Eisenstadt. Otros lugares de interés incluyen el mausoleo de Haydn y la Cámara de Haydn. El Festival Haydn es un evento realizado cada año desde principios hasta mediados de septiembre.

Aunque no tiene un gran número de atracciones para los visitantes, las pocas que tiene merecen ser mencionadas. Además del Palacio Esterházy podemos visitar la catedral de San Martín o el parque adyacente al palacio. Anteriormente diseñado como un jardín barroco fue rediseñado alrededor de 1800 para parecerse a un jardín de paisaje inglés.

Si preferimos las alturas, podemos ir a la Glorieta, construida en la ladera de la montaña Leita, ofrece una impresionante vista de la región de Burgenland. El casco antiguo constituye el núcleo de Eisenstadt, cuenta con muchos edificios protegidos y una zona peatonal con tiendas, cafeterías y restaurantes.

Su clima suave es ideal para el cultivo de la uva de alta calidad. Las dos subdivisiones de Eisenstadt, St. Georgen y Kleinhöflein, son famosas por sus pintorescas tabernas de vino, ideales para pasar las cálidas noches de verano.

Foto Vía: Johann Jaritz

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Burgenland, Eisenstadt


Deja tu comentario