Retar a pistas Olímpicas en Patscherkofel

Patscherkofel

La estación de esquí Patscherkofel está situada en la localidad de Igls, la cual pertenece a la ciudad de Innsbruck. Se puede decir que es la “montaña de fin de semana” de los ciudadanos de Innsbruck.

Patscherkofel siempre ha desempeñado un papel importante en la historia de las carreras de esquí: fue el lugar de celebración de los Juegos Olímpicos de Invierno en 1964 y 1976, donde Egon Zimmermann (1964) y Franz Klammer (1976), ambos austriacos, triunfaron en las carreras de descenso. Patscherkofel desde entonces ha estado estrechamente vinculado con la historia de éxito de Austria en esquí alpino.

En la temporada 1998/99 Austria obtuvo su mayor éxito en la historia de las carreras de la copa mundial Super G, con 9 atletas de Austria entre los diez primeros lugares. En 2012, Patscherkofel será sede para el Esquí Alpino de los primeros Juegos Olímpicos de Invierno de la Juventud, por lo que Patscherkofel será Olímpico por tercera vez.

Los nuevos sistemas de nieve artificial y remontes garantizan a los jóvenes atletas olímpicos una excelente infraestructura y las condiciones ideales para que den lo mejor de ellos.

Pero no sólo los jugadores y ganadores de los Juegos Olímpicos gustan de las pistas en Patscherkofel, también los principiantes y esquiadores avanzados están fascinados por esta hermosa montaña. Patscherkofel ofrece pistas para todos los niveles de capacidad y una excelente vista de Innsbruck, el valle de Stubai, el Valle del Wipp y valle del Inn. Las numerosas montañas superiores a 3.000 metros hacen una impresión duradera.

Además, la estación de esquí es ideal para vacaciones en familia. Mientras tus hijos se divierten alegremente en el parque de los niños, puedes disfrutar del esquí en las pistas de color rojo y negro. Patscherkofel es popular entre los esquiadores a causa de su larga trayectoria de descenso, con una caída de 2.100 metros. Los expertos pueden aceptar el reto a esquiar por las pistas Olímpicas, mientras que los principiantes pueden hacerlo con pendientes planas.

Cuando no hay nieve también es posible hacer senderismo. Casi nunca se va a estar solo aquí, sino que se comparte con deportistas en formación, excursionistas, ciclistas de montaña, esquí alpino, etc.

Foto Vía: Martin Sillaots

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Estaciones de esqui, Innsbruck


Deja tu comentario