Sitios que ver en Innsbruck

Innsbruck

La capital del Tirol austriaco y uno de los destinos de vacaciones más populares, la ciudad de Innsbruck, se encuentra en el corazón de los Alpes austríacos. Innsbruck es, como resultado de esta posición favorable en los Alpes, un centro internacional de deportes de invierno y fue la sede de los Juegos Olímpicos de Invierno en dos ocasiones, en 1964 y 1976.

La hermosa ciudad con sus 800 años de historia y cultura magnífica es uno de los lugares favoritos de Austria para los turistas.

La belleza de Innsbruck está protegida por los arquitectos que aseguran que las nuevas estructuras de la ciudad estén en armonía con los edificios de estilo gótico, barroco y renacentista preexistentes. El moderno desarrollo urbano se extiende a lo largo del río Inn hacia el este y el oeste, lejos de los barrios históricos protegidos.

Innsbruck tiene un centro de finales de la Edad Media. En el siglo XV, se hizo un “Residenzstadt”, un centro para la representación y administración, por el emperador Maximiliano I. Construyó un balcón con un techo dorado llamado “Goldenes Dachl”, que sigue siendo la principal atracción de la ciudad. Puedes explorar las callejuelas estrechas y antiguos tribunales durante un tiempo y bajar al río y al Arco del Triunfo (“Triumphbogen”) que la emperatriz María Teresa construyó en 1655.

Hoy en día, la arquitectura de este periodo todavía caracteriza el paisaje urbano de Innsbruck. En 1805 los ejércitos de Napoleón derrotaron a Austria y el Tirol fue entregado a los bávaros. El combatiente tirolés Andreas Hofer resistió a los franceses y los bávaros en una guerra de guerrillas incluso cuando Austria en sí ya se había rendido. Andreas Hofer es un héroe nacional y hay un museo que ofrece más información sobre estos hechos. Dado que encontrarás referencias a Hofer y sus hombres en todos los rincones de la provincia, es bueno que no ignores este museo.

Cerca del Goldenes Dachl se puede ver la majestad de los Habsburgo en el Palacio Imperial Hofburg y la Hofkirche, donde las estatuas de reyes y héroes protegen la tumba vacía del emperador. Gran parte de Innsbruck tiene una influencia notable del barroco y la Catedral de Santiago es un ejemplo de esto.

Cerca de Innsbruck, el Castillo Ambras es probablemente el mejor palacio renacentista de Austria. En la otra dirección, la ciudad de Stams es un buen destino de viaje de un día.

Foto Vía: Leo-setä

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Innsbruck


Deja tu comentario