Viaje a Viena, guía de turismo

 Iglesia de San Carlos Borromeo

Iglesia de San Carlos Borromeo

Viena es la ciudad elegante y señorial que todos nos imaginamos cuando, por ejemplo, oímos una pieza de música clásica. Valses como el Danubio Azul nos llevan hasta este rincón de hermosa dulzura barroca y neoclásica, sede durante siglos del imperio de los Habsburgo.

Pero Viena no solo es la ciudad de la música, sino que también lo es de los cafés y terrazas, de las pastelerías, de los Niños Cantores de Viena o de la célebre Escuela de Equitación. Viena es destino de arte, cultura e historia. A orillas del Danubio, ha albergado a una gran cantidad de intelectuales y otros acontecimientos dignos de no ser olvidados.

La belleza de su estampa invernal también es otro de sus símbolos. Por eso cualquier momento del año es especial para viajar a Viena y disfrutar de una ciudad en la que un mínimo detalle puede significar mucho. El mercadillo navideño de Viena es uno de los grandes atractivos para viajar hasta aquí en invierno. La conocemos un poco más.

VISITAS

– Palacio Imperial

También conocido como el Palacio Hofburg, fue la sede de los Habsburgo durante 600 años. Construido en el siglo XIII, su aspecto actual tiene que ver con las sucesivas reformas y ampliaciones que cada monarca hizo en él. En su interior cuenta con 22 museos, la Biblioteca Nacional, una iglesia del siglo XIV, la Escuela de Equitación o la Capilla Real donde cada domingo cantan los Niños Cantores de Viena. Hay que dedicarle un día entero para visitarlo. Abre todos los días de 09.00 a 17.30, y la entrada cuesta 10,50 euros para los adultos.

Más información: El Palacio de Hofburg

– Catedral de San Esteban

Cuando estáis delante de ella impresiona su torre de 136 metros de altura. Esta iglesia tiene sus orígenes en el siglo XII, y aquí se casó Mozart, bautizó a sus hijos y se celebró su funeral. Construida en piedra caliza, lo mejor es subir hasta su torre y contemplar la ciudad, además de disfrutar de su belleza interior, con enormes capillas y esculturas. Al precio de 14,50 euros se puede hacer una visita guiada.

Más información: Catedral de San Esteban

– Palacio Schonbrunn

Este palacio fue la residencia de verano de los Habsburgo desde el siglo XVIII. Rodeado de hermosos jardines, es un compendio del arte barroco y rococó. Si lo visitáis no dudéis en pasar por su Gran Galería y el Salón de los Espejos, donde tocó Mozart. Precisamente en verano, en el invernadero, tienen lugar conciertos de música clásica. La visita completa, a habitaciones y jardines, cuesta 15,50 euros para los adultos.

 Más información. Palacio Schonbrunn

– Palacio Belvedere

En realidad se trata de dos palacios rococó construidos en el siglo XVIII por el Príncipe Eugenio de Saboya. En su interior se puede visitar un magnífico museo, con obras de artistas como Klimt, Renoir y Monet, además de las habitaciones y otras dependencias del palacio, que se han conservado tal como fueron diseñadas. Eso sí, la entrada, 14 euros, tal vez sea un poco cara.

Más información: El Palacio Belvedere en Viena

– Iglesia de San Carlos Borromeo

La Karlskirche es, para mi gusto, una de las iglesias más hermosas de Europa. Con sus 72 metros de altura y su elegancia barroca, fue construida en 1713 tras una terrible plaga de peste. Precisamente fue dedicada a San Carlos Borromeo por sus milagros ante esta enfermedad. No os quedéis solamente con la belleza exterior, ya que su interior está ricamente decorado con frescos. Se puede subir a la cúpula para contemplar unas magníficas vistas.

Más información: Karlskirche, iglesia barroca en Viena

– Ópera Estatal de Viena

Es imposible separar esta ciudad de la ópera, y viceversa. Fundada en el siglo XVIII, desde septiembre a junio alberga más de cien óperas, conciertos, ballets, etc… Eso sí, para comprar las entradas hay que hacerlo con bastante antelación. De todas maneras, se pueden comprar entradas el mismo día, pero para asistir de pie. Aquí se celebra el célebre Concierto de Año Nuevo. Se pueden realizar visitas guiadas, de martes a domingo, al precio de 5 euros.

Más información: La Ópera Estatal de Viena

Opera estatal de Viena

Ópera estatal de Viena

– Museo de Bellas Artes

Situado cerca del Palacio Imperial, alberga la enorme colección de obras de arte que estaban en propiedad de los Habsburgo a lo largo de los siglos. El edificio en sí ya es magnífico, con una enorme cúpula de 60 metros. En su interior veréis piezas arqueológicas egipcias, griegas y romanas, arte medieval, renacentista y barroco. Abre de martes a domingo de 10.00 a 18.00, y la entrada cuesta 12 euros para los adultos.

Más información: Comer en el Museo de Bellas Artes de Viena

– Museo de Historia Natural

Situado frente al Museo de Bellas Artes, es un edificio prácticamente gemelo del anterior. En su época fue el tercer museo de historia natural del mundo, y alberga una magnífica colección que nos hará viajar a través del tiempo por todas las civilizaciones. Cierra los martes, abre de 09.00 a 18.30 horas, y la entrada cuesta 10 euros para los adultos y gratis para los menores de 19 años.

Más información: Museo de Historia Natural de Viena

– La Noria del Prater

La gran noria del Prater es uno de los símbolos de la ciudad. Construida en 1897, es la única de su época que aún sigue en pie. Subiros a ella para disfrutar, sin duda, de las mejores vistas panorámicas de la ciudad. El Prater es un célebre parque de atracciones para descansar, disfrutar con los más pequeños y pasar un rato de relax.

Más información: El Prater de Viena

EXCURSIONES DESDE VIENA

La ubicación central de Viena hace que podamos hacer excursiones como a Bratislava, capital de Eslovaquia, situada apenas a 80 kilómetros. Cuarenta kilómetros al sur vale la pena acercarse a Eisenstadt y su precioso centro histórico. Algo más lejos, a dos horas de coche hacia el oeste y hora y media en tren, tenemos Linz, y a solo 25 kilómetros al sur la ciudad termal de Baden.

CLIMA

De clima continental templado, Viena presenta unos veranos soleados, pero con temperaturas suaves que no sobrepasan los 30 grados. Los inviernos son fríos, con temperaturas medias entre 4 y -1 grados. Además nieva con frecuencia, mientras que en verano, curiosamente, es la época del año en la que más llueve, aunque la lluvia aparece en forma de tormentas. Primavera y otoño son las mejores épocas, en cuanto a temperaturas, para viajar a Viena.

COMPRAS

La zona más comercial de la ciudad es Mariahilfer Strasse, llena de tiendas de todo tipo. Allí podéis comprar desde ropa hasta joyas, pasando por la clásica porcelana de Augarten, cerámica, muñecas hechas a mano, artículos de cuero o de hierro forjado. En la Karlsplatz se celebra un mercadillo de alimentos, y en la Naschmarkt, todos los sábados, un mercadillo de pulgas. Muy conocido es también el mercadillo navideño, para comprar figuritas de belenes, adornos, vino y chocolate.

Más información: Ir de compras en Viena

GASTRONOMÍA

Platos típicos de Viena son los wienerschnitzel (escalope empanado con patatas), los tafelspitz (buey cocido con verduras y vino) o los topfenkolatsche (rollo de hojaldre relleno de queso). En Viena hay mucho gusto por los pasteles, las tartas y los dulces, que se acompañan con el café vienés. La más común es la sachertorte, una tarta de chocolate negro que se viene elaborando desde 1832. Tampoco olvidarnos de la gran variedad de cafés y el clásico pan de Viena.

VIDA NOCTURNA

Los bares y pubs de Viena se suelen concentrar en la Innere Stadt o centro histórico, además del Bermuda Dreieck, en el viejo barrio judío. También en el centro histórico hay todavía muchas heuringen o tabernas típicas, y algunos locales en donde suena la música clásica y valses para hacer bailes de salón. Las discotecas se hallan en la zona de Gurtel y en la Nussdorfer Strasse. No puede faltar pasar una noche en la Ópera.

TRANSPORTES

Autobuses, tranvías, metro y trenes son el sistema de transporte público de Viena. Funciona desde las 06.00 hasta la medianoche, aunque hay autobuses nocturnos los fines de semana. El metro es la mejor manera de moverse por la ciudad, mientras que el tren se usa para llegar al aeropuerto. Los tranvías son recomendables para viajar por la periferia, y los autobuses por el centro si el metro está demasiado colapsado. Los billetes son estándares para todos los medios de transporte.

Viena

CÓMO LLEGAR A VIENA

La mejor forma de hacerlo es a través del Aeropuerto Internacional de Viena, situado a 18 kilómetros al sureste de la ciudad. Hay trenes y autobuses que unen el aeródromo con Viena. Los trenes salen cada 30 minutos desde las 06.00 a las 23.30 horas. El trayecto se realiza en quince minutos y el billete cuesta 9 euros. Los autobuses funcionan cada 30 minutos desde las 06.20 a las 00.20 horas. Tardan 20 minutos, y su precio es de 7 euros.

ALOJAMIENTO

En Viena encontraréis alojamientos de todo tipo, desde los hoteles más lujosos y exclusivos hasta los más modestos. También disponemos de hoteles de clase media, apartamentos y habitaciones de alquiler, hostales y pensiones.

Para reservar habitación, pásate por el siguiente enlace: Hoteles en Viena.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Si queréis más información, pinchad en el siguiente enlace:  Viena

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Viena


Deja tu comentario