Recorrer el majestuoso núcleo histórico de Salzburgo

Centro Historico de Salzburgo

Salzburgo, además de ser la ciudad natal del célebre compositor Wolfgang Amadeus Mozart, es una maravillosa urbe reconocida mundialmente por su riqueza arquitectónica, de hecho, su núcleo histórico ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por UNESCO en el año de 1996.

La antigua Salzburgo es una de las zonas medievales más pintorescas y hermosas de toda Europa, es un verdadero placer transitar por sus estrechas calles y admirar la majestuosidad de sus simbólicas edificaciones; todo un escenario ideal para disfrutar del romanticismo y la cultura.

Hay edificios de todas las épocas, pasando por ejemplares de la edad media, del renacimiento, del románico y del barroco. Palacios, casas nobles, edificios de departamentos antiguos, plazas, en fin, toda una oferta de atracciones que han dejado su huella a través del tiempo.

La más representativa es sin duda el Castillo de Hohensalzburg, ubicado en la cima del monte Festungsberg, lo que le permite ser visualizado desde cualquier punto de la ciudad, y desde allí, obtener las más bellas postales de la misma. Sus orígenes datan del siglo XI, pero fue en el siglo XVI que adquirió la forma que vemos en la actualidad.

Otra de las edificaciones significativas es la Catedral de Salzburgo, consagrada al santo Ruperto de Salzburgo, fundador de la ciudad, y levantada en el siglo XVII bajo los cánones del estilo barroco. Esta edificación reemplazó una antigua basílica románica construida entre los siglos VII y XII.

Dentro de la silueta urbana del centro de la ciudad, también se destaca la Abadía de Nonnberg, ubicado justo debajo del lado sur de la Fortaleza Hohensalzburg, y considerado como el convento activo más antiguo del mundo. Fue fundado a comienzos del siglo VIII por San Ruperto, y la primera abadesa fue su propia sobrina, Santa Erentrudis. Un siglo después, el convento adopta la orden benedictina, y posteriormente se reconstruye en el estilo romanesco que le vemos en la actualidad.

Durante el recorrido por el centro histórico de Salzburgo, también vale la pena visitar otras atracciones como el Cementerio de San Pedro, la casa donde nació el maestro W. A. Mozart, la Iglesia Franciscana, y el conjunto de iglesias barrocas.

– Información práctica

Hasta Salzburgo podemos llegar de diferentes maneras, entre ellas en tren, por carretera o reservando nuestros vuelos a Salzburgo. El aeropuerto se halla apenas a 4 kilómetros de la ciudad, y desde el aeródromo hay autobuses y taxis para llegar al maravilloso centro histórico de esta ciudad.

Foto Vía javierdoren

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Salzburgo


Deja tu comentario