Viena y Gustav Klimt, homenaje por el 150 aniversario

El Beso

Los turistas de Viena pueden disfrutar de un amplio abanico de lugares con obras del destacado y famoso Gustav Klimt. Y es que Klimt pasó la mayor parte de su vida en Viena, por tanto no es de extrañar que esta ciudad atesore un gran número de obras suyas.

La importancia de este artista se hace evidente al ver que su técnica revolucionó por completo el mundo de la pintura. Klimt representa una época de innovación, y a pesar de que durante su vida en Austria suscitó criticas bastante duras, lo cierto es que hoy por hoy existen numerosos museos en los que podremos visitar su amplia obra.

Al hilo de esto, cabe hacer mención a que en 2012 vivimos el 150 aniversario del nacimiento de este artista. Por este motivo, algunos de los museos más destacados de Viena ofrecen exposiciones totalmente diferentes que intentarán hacer un homenaje a la figura de este pintor.

Museo Leopold

En este museo encontraremos la exposición más personal del autor. Y es que el Leopold no sólo alberga algunas de las obras más bonitas del autor, también cuenta con unos 100 dibujos y un gran número de documentos y correspondencia del pintor durante sus viajes. Elementos que son todos expuestos bajo el nombre de “Klimt Persönlich”.

Albertina

En este museo visitaremos una exposición dedicada a los dibujos del artista. Un recorrido por más de 170 piezas que retratan a la perfección la sensualidad de sus desnudos femeninos.

Museo Austríaco del Teatro

En este museo tendremos la oportunidad de observar uno de los cuadros más polémicos de Klimt, La “ Verdad desnuda”, una composición creada en 1899 y que rara vez se muestra en público.

Secesión

En nuestro recorrido no puede faltar la visita a este museo en el que nos encontraremos con una de las obras más destacadas del autor. Se trata del Friso de Beethoven, un precioso cuadro que Klimt quiso dedicar al compositor.

El museo de Viena

El museo de Viena sorprende con una impresionante exposición, que bajo el nombre “Klimt. La colección del Museo de Viena”, recoge 400 dibujos del artista (la mayor colección del mundo de dibujos del artista) así como cuadros importantes como el del “Retrato de Emilie Flöge” y carteles y productos de impresión del pintor.

Belvedere

Aunque muchos otros museos harán su particular homenaje al artista, lo cierto es que el que más interés suscita es este. Y es que el Belvedere es el encargado de custodiar obras de la talla de Judith I, Fritza Riedler, Girasoles, Familia y el más famoso de todos los cuadros de su obra, el Beso.

Además, la visita de este museo y su exposición homenaje, nos regalará un recorrido por las distintas fases del autor.

Tanto si somos amantes del arte como si no, lo cierto es que si viajamos durante todo este año a Viena no deberíamos perdernos ningunas de estas exposiciones, que además de mostrarnos cuadros tan relevantes nos harán tener una visión más real sobre la vida del autor.

– Información práctica para viajar a Viena

Foto vía: Wikipedia

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Viena


Deja tu comentario