El concierto del niño Mozart en Versalles

Mozart en Versalles

Impresionado por la temprana genialidad de su hijo, Leopold viaja a París en noviembre de 1763. Quiere presentar en sociedad a la pequeña joya que lleva consigo. Lo hace acompañado también de su hija de doce años Marie Anne, conocida cariñosamente como Nannerl. Allí contacta con el Barón Friedrich Melchior Grimm, un famoso autor alemán, que logrará introducirlo en la Corte de Versalles, hasta el punto de que concierta para mediados de diciembre una visita privada con el rey Luis XV.

Diciembre de 1763 supone pues el momento en el que, con apenas seis años, Wolfgang Amadeus Mozart será conocido en la aristocrática y universal corte francesa. Allí les espera el rey, que aparece acompañado de Madame de Pompadour, famosa cortesana y amante del monarca, una de las grandes impulsoras culturales de la corte. El pequeño Wolfgang se sienta al piano y toca para ella.

Pero, a pesar de que el niño es un prodigio de la música, Madame de Pompadour y el rey se muestran rígidos. El propio Mozart se acerca de manera infantil a besar a la cortesana, pero esta se niega retirando el rostro. Aún así quedan para un nuevo encuentro, ante toda la familia real, que se producirá a finales de diciembre. Aquí sí tanto Mozart como Nannerl son la locura de las hojas de Luis XIV, que se derraman en besos sobre los dos pequeños músicos.

El rey queda encantado con esta nueva velada, e invita a Leopold y sus hijos al almuerzo en Versalles del 1 de enero. Tras la comida, Luis XV le pide a Mozart que toque el órgano de la Capilla Real. Hasta allí se dirigen todos y, en una de las actuaciones más soberbias de la historia de la música, Mozart, con solo seis años, deja pasmados a los presentes.

Durante 16 días más se quedarían los Mozart en Versalles junto al rey, maravillando con la música de los pequeños, especialmente la de Wolfgang, a toda la corte. Del beso que le negó Madame de Pompadour en su primer encuentro se pasó en menos de un mes a cientos y cientos de agasajos. Mozart había conquistado el corazón de Versalles.

Imprimir

Categorias: Arte y Cultura


Deja tu comentario