Viajar a Viena en invierno

Invierno en Viena

Acabo de ver una foto de Viena de esta misma mañana. Me la ha mandado un amigo que está por allí de Erasmus. La capital austriaca aparece preciosa, completamente blanca por una gran nevada. La primera gran nevada de este invierno. Ha tardado un poco, dicen los vieneses, ya que siempre suelen aparecer a finales de febrero. Pero creo que ha merecido la pena.

Viena tiene la pinta de ser un lugar bastante frío en invierno pero, conociendo a mi amigo, sé que no debe ser para tanto. Con ir bien abrigado no tendremos problemas. Viajar a Viena en invierno es una experiencia maravillosa. Bien es verdad que los días son cortos, y a eso de las 17.00 horas ya oscurece, pero es otra forma romántica de ver las cosas. Además no faltan los eventos y otros atractivos para disfrutar de la ciudad.

Ya os hablamos hace unos días de los bailes de salón de Viena, pero también habría que hacerlo sin lugar a dudas de los mercadillos navideños o de las pistas de hielo repartidas por toda la ciudad para pasar un buen rato haciendo deporte. No faltan tampoco las veladas frente a un café o una taza de chocolate caliente en alguna cafetería, contemplando cómo nieva tras los cristales de la ventana y degustando algunas de las tradicionales tartas de la capital.

Hablando de cafeterías y tomar algo, en Viena durante esta época existe la costumbre de acercarse a las heuriger, tabernas típicas en las que se suele servir vino casero y algunas especialidades populares. Hay toda clase de vinos, desde los calientes y reconfortantes hasta un buen vino blanco o los propios de las regiones vinícolas del país. Entrar en una heuriger a tomar algo es una actividad turística más que no podéis perderos en el invierno vienés.

Hasta el mes de marzo, prácticamente, se considera invierno en Viena. Una de las ciudades más hermosas de Europa se engalana de blanco para dar la bienvenida a los turistas que se aventuran a conocerla en estas fechas. Bailes de salón, conciertos, patinajes sobre hielo… no faltan las actividades para disfrutar. Ni siquiera el frío y la temprana noche impiden que pasemos unos días maravillosos. Todo lo contrario…

Foto Vía Get Lost In

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Viena


Deja tu comentario