Fucking, excursión desde Salzburgo

Fucking

Hay una ciudad, o mejor dicho una pequeña aldea, en Austria que se llama Fucking. Curiosamente puede ser uno de los típicos carteles de señalización más fotografiados del mundo, por el hecho de lo que significa para los ingleses esta palabra. Pero aquí realmente no tiene nada que ver el asunto.

Lo de Fucking viene por un personaje del siglo VI llamado Focko, y el sufijo “ing” es de raíz germánica y significa gente, por lo que Fucking quiere decir “lugar de la gente de Focko” y no lo primero que se os ha venido a la mente al leer esta palabra. Es más, en alemán, que es la lengua que se usa por estos lares, fucking no tiene la misma connotación que para un inglés.

Sin embargo no hay año en el que no desaparezcan del pueblo algunas señales. Claro, parece que a los ingleses y a los turistas extranjeros en general les hace gracia eso de tener en casa una señal de tráfico en donde ponga “fucking”.

Curiosidades de este tipo aparte, Fucking en realidad es un pequeño pueblo que no tiene mucho más que enseñarnos. La encontramos apenas veinte kilómetros al norte de Salzburgo, muy cerquita de la frontera con Alemania. Si la vais a visitar, hacedlo especialmente en primavera o verano, ya que en invierno está completamente nevada y hace bastante frío. Aunque para echarle una foto a la señal de tráfico tampoco es que necesitemos mucho más, ¿verdad?

Pero ojo porque a los lugareños nos les hace mucha gracia todo esto. Y más teniendo en cuenta la de imágenes que circulan por internet de su pueblo exclusivamente con el tema de su nombre…

Por cierto, un último detalle: ¿sabíais que en el 2004 los lugareños de Fucking realizaron incluso una votación para cambiar o no el nombre de la población? Sentían que todos los turistas que venían hasta aquí lo hacían atraídos simplemente por las risas a la horas de hacerle la foto al cartel del nombre del pueblo. Sin embargo decidieron que no, que ellos estaban muy contentos con ese nombre y no tenían nada que ver con el temita en cuestión…

Aunque el caso no parece haberse cerrado del todo. Si venís por aquí ya veréis cómo han tenido que soldar con acero las señales de tráfico y asegurarlas con cemento para que no se las lleven. Ver para creer…

Foto Vía: Ugo

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Otras ciudades de Austria, Salzburgo


Deja tu comentario