El clima en Salzburgo, cuándo viajar

Salzburgo

Salzburgo es una de las ciudades más bonitas de Austria (yo diría incluso que de Europa). Ciudad natal del genial Mozart, cuenta con algo más de 160.000 habitantes y es uno de los principales destinos turísticos del país. Viajar hasta aquí es bien sencillo, ya que está perfectamente comunicada. Pero, ¿cuándo queréis hacerlo?

Para ello os vamos a dar hoy unos pequeños detalles sobre el clima de esta ciudad, para que sepáis lo que os vais a encontrar según la época del año en la que vengáis.

El clima de Salzburgo es de tipo continental, que se caracteriza especialmente por tener inviernos muy fríos, largos y con nieve, y veranos de temperaturas suaves. Diciembre, enero y febrero son los meses más fríos del año, época en la que es difícil que se superen los cinco grados (la media es de tres) y con temperaturas por lo general bajo cero. La presencia de la nieve es constante, pero supone un atractivo muy singular.

A pesar del frío reinante, viajar en invierno a Salzburgo es una experiencia que os recomiendo de sobra. En Navidades el ambiente es muy genuino, con el mercadillo navideño bajo un manto blanco y los alrededores ideales para la práctica de cualquier deporte de invierno. Si ya de por sí Salzburgo es una ciudad muy pintoresca, con este escenario resulta fascinante. No os preocupéis porque con ir bien abrigados el frío casi ni se nota.

Al llegar la primavera la nieve se va derritiendo y las temperaturas suben hasta situarse en torno a los diez grados. El sol despunta en el cielo y los días empiezan a alargarse un poco más (lo peor que tiene el invierno precisamente es que a las 17.00 horas ya es de noche por aquí). En otoño pasa algo parecido a la primavera, aunque tal vez los días son más frescos, sobre todo a partir de octubre y noviembre.

El verano en Salzburgo es suave, con temperaturas que no superan en ningún momento los 28 grados. De noche incluso refresca por debajo de los veinte, y la media se sitúa alrededor de los 23. Junio, julio y agosto son meses perfectos para pasear por las calles del centro histórico, sentarse en alguna terraza y disfrutar de los colores de los valles de los alrededores. Curiosamente en verano es la época del año en la que más llueve, aunque es una lluvia fina, nada de intensos chaparrones.

Así que un buen abrigo para el invierno y un chubasquero y ropa cómoda para el verano. Estos serían los detalles a tener en cuenta en Salzburgo. Solo queda ya disfrutarla.

Foto Vía Evaway

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Salzburgo


Deja tu comentario