El desayuno típico en Austria

Desayuno en Austria

Ya me lo avisaron antes de ir a Austria: tanto las comidas como la manera de comer que tienen allí es un poco diferente a lo que estás acostumbrado a ver. ¿En qué sentido? Pues mirad, el ritmo de comidas tradicional para un austriaco es un desayuno fuerte bien temprano (tostadas, café, zumo, cereales, embutidos, huevos…), almuerzo sobre las 12.00, 13.00 horas y la cena sobre las 19.00. Tened en cuenta precisamente los horarios porque hay restaurantes que no os van a servir la comida a las 15.00 por ejemplo…

Precisamente estos horarios de comidas los veréis en la mayoría de hoteles. En el que yo me alojé en Viena servían el desayuno de 07.00 a 10.00 de la mañana. Un desayuno austriaco por excelencia que llevaba más o menos lo siguiente:

– Semmeln (una especie de bollo de pan que, en algunas pastelerías y cafeterías estaba relleno de pasas, naranja o limón)

– Mantequilla, café y té (el té solo lo vi en el hotel, ya que desayunamos un par de días en un restaurante y el té no aparecía en el desayuno tradicional autriaco)

– Muesli (el típico tazón de cereales, aunque los había de diferentes tipos)

– Embutidos (encontrabais de todo, desde jamón a lonchas de bacon, pasando por salchichas cortadas, rodajas de chorizo, jamón york, mortadela…)

– Huevos (en el desayuno se suelen servir sobre todo huevos duros, aunque en un restaurante comprobé que tenías la opción de pedirlos también fritos o revueltos)

– Tartas y pasteles (de todas las clases, formas, tamaños y variedades que os podáis imaginar. En Austria son unos expertos para esto)

– Mermeladas y mantequillas (al igual que las tartas y pasteles, de todos los sabores, aunque para mi gusto mejor la mantequilla)

– Zumos (generalmente de naranja, y natural, aunque en algunos hoteles están las típicas maquinitas de varios sabores)

Estuve en Viena y Salzburgo y en ambos hoteles nos ofrecieron prácticamente lo mismo. Sin embargo todo depende de la calidad de los mismos, ya que no se trata de que el desayuno que os comento sea algo general. En algunos tal vez tengan lo básico y en otros sea incluso más completo. Cierto es que era más consistente el de Salzburgo, pero como el café vienés difícil encontrar otro en cualquier lugar del país.

Como veis el desayuno continental de Austria es más que contundente. Nada mejor para empezar el día, ¿verdad?

Foto Vía Sophiaca

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Gastronomia


Deja tu comentario