Algunos de los lagos más bellos de Austria

Zeller See

Poco a poco comienza a despertar de su letargo blanco el paisaje de Austria. El sol, que aún es demasiado tímido, se asoma para con sus dedos ir derritiendo la nieve. Acaba de entrar silenciosamente, como siempre, la primavera, y miles y miles de turistas ya esperan su momento para escaparse a algunos de los rincones mágicos de este país.

De entre los elementos naturales que sobresalen en Austria, sus lagos adquieren un cariz muy especial. Las aguas cristalinas de la mayoría de ellos se visten cada día de un color diferente. Al amanecer parecen brillar en un tono azul, mientras que a la caída del sol se tiznan de colores dorados y plateados. En sus rostros de agua se extiende toda una amplia paleta de colores.

Hay lagos que resultan de visita imprescindible, como el de Neusiedlersee en Burgenland (conocido popularmente como el mar de los vieneses), situado en un área que forma parte del Parque Nacional de Neusiedlersee, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Otro más que interesante es el Lunzer See, el único lago natural de la Baja Austria, cerca del Erlaufsee o los lagos de Kamp en la región de Waldviertel. Este último, rodeado de bosques, es un lugar cuanto menos mágico.

Pero para hablar de lagos en Austria tenemos que irnos hasta la región de Carintia. Allí veremos hasta 44, lo que lo convierten en un auténtico paraíso para aquellos que gustéis de las típicas actividades acuáticas. Desde el Millstatter See, el más profundo de todos, hasta el Ossiacher See, pasando por la belleza tranquila del Pressegger y las cumbres nevadas que lo rodean. Para los amantes de las fotos de postal, Carintia es un destino imprescindible.

No pueden faltar en nuestra lista los lagos de la Alta Austria, con el Traunsee, el Attersee, el Mondsee o el Irrsee entre otros. Son lagos de enorme belleza, aguas tranquilas y un paisaje inigualable a su alrededor. En las cercanías de Salzburgo hemos de visitar el Zeller See, desde el que se contemplan unas maravillosas vistas de todo el Parque Nacional de Hohe Tauern. Hay algunos pequeños lagos más cercanos a la ciudad, pero este es el más bonito.

Ya por último nos quedarían los lagos de las regiones de Estiria, con el Altausser See (un lago realmente precioso), el Tirol y el Achensee, y Voralberg con el lago Constanza, uno de los lagos más famosos de Austria. Este último es el tercer lago más grande de Europa.

La naturaleza brinda en Austria con la efervescencia propia de las grandes citas. Los lagos son apenas una pequeña excusa para venir y disfrutar de nuestro viaje.

Foto Vía Orange Smile

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Turismo en Austria


Deja tu comentario