La Torre del Reloj, símbolo de Graz

Torre del Reloj

El patrimonio histórico y artístico de una ciudad como Graz la convierten en un destino único en Austria. Como ciudad universitaria cuenta con un magnífico ambiente, por lo que cada día pasear en ella es toda una experiencia. En los últimos años ha sido designada como la ciudad con mayor calidad de vida del país.

Si estáis por aquí debéis recorrer sin duda el centro histórico y, sobre todo, subir hasta la colina Schlossberg para visitar la Torre del Reloj, símbolo de la ciudad. Se trata de una de las torres que aún se mantienen en pie de lo que fue el castillo de Graz (la otra que queda es la Torre Campanario). Merece la pena ascender los 475 metros de esta colina para divisar una de las panorámicas más bellas. Se puede acceder a través de unas escaleras o bien en funicular.

Fue Napoléon quien en 1809 ordenó derribar el Castillo de Schlossberg, a excepción de esas dos torres. Años más tarde se diseñaría en sus alrededores un jardín, casi igual al que podemos ver y disfrutar en la actualidad. Desde alguno de sus bancos podemos apreciar algunas de las curiosidades de esta torre. Entre ellas sus agujas…

Fijaros bien porque, a diferencia de los relojes normales, las manecillas que suelen marcar las horas en este reloj marcan los minutos. Por tanto, el minutero que en otros relojes marca los minutos, aquí se encarga de las horas. No os hagáis un lío cuando veáis el reloj de la torre por primera vez, porque puede señalar para muchos una hora y en realidad ser otra bien distinta…

También es curiosa una de sus campanas, conocida como la campana del fuego. Colocada a mediados del XVII, esta campana avisaba a la población de algún incendio en la ciudad. Junto a ella hay otras dos campanas, la más antigua de 1385.

De esta torre ya se tiene constancia en el siglo XIII, aunque el aspecto actual de la misma data del siglo XVI, cuando la reconstrucción de la fortaleza. El mecanismo del reloj es el mismo que se utilizaba en el siglo XVIII, aunque durante el XX se le introdujo aparato eléctrico.

Hay una pequeña tradición que se asocia a esta torre. Todas las parejas de enamorados de de la ciudad deben besarse por primera vez bajo ella. Posiblemente cuando vayáis a visitarla os podéis encontrar con alguna parejita… ¿Queréis cumplir vosotros con la tradición?

Foto Vía Telegraph

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Graz


Deja tu comentario