El Estadio Ernst Happel de Viena

Ernst Happel

El 29 de junio del 2008 un gol de Fernando Torres frente a Alemania le daba a España el título de Campeona de Europa. Aquella Eurocopa era la segunda que el combinado español conseguía a lo largo de su historia (luego vendría la más reciente del año pasado) y no podía hacerlo en un escenario mejor: el mítico estadio del Ernst Happel de Viena, el antiguo Prater, el recinto deportivo más grande del país.

Para los amantes del deporte de la pelota, sobre todo si son españoles, este estadio nos trae grandes recuerdos. Por tanto casi desde entonces se ha convertido en una de las visitas imprescindibles que debemos hacer en la capital vienesa. Lleva el nombre desde 1992 (antes era el Prater) de un viejo entrenador y futbolista austriaco. Construido entre 1929 y 1931, cuenta con algo más de 53.000 espectadores de capacidad y, a lo largo de su historia, ha albergado algunos de los partidos más importantes que se han celebrado en Europa.

Su ubicación es magnífica, ya que se halla muy cerca del Danubio y junto al célebre Prater (de ahí que desde su construcción llevara este nombre). Un espacio rodeado de verde muy pintoresco, aunque un poco alejado del centro (algo más de cinco kilómetros), de ahí que debamos tomar transporte público para verlo.

En su época fue uno de los estadios más modernos del mundo. No se puede decir que para ser el estadio de una capital europea tenga un gran aforo, pero sí que gracias a los trabajos que se realizaron durante la Eurocopa del 2008 quedó muy remozado. A pesar de su brillante historia reciente, también hay que decir que durante la Segunda Guerra Mundial fue utilizado por los nazis como lugar de apresamiento para los judíos. Fueron miles los que pasaron por esta prisión para luego ir a dar a los campos de exterminio.

– Cómo llegar

Para llegar hasta el Ernst Happel lo mejor es tomar la línea 2 del metro, con parada junto al estadio. También se puede ir en autobús o con nuestro propio coche, ya que desde el centro hay señalizaciones. Si no encontráis las que aluden al propio estadio, seguid las que indican para el Prater.

Foto Vía Markus Seiwald

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Viena


Deja tu comentario