Viaje a Linz, guía de turismo

Centro histórico de Linz

La hermosa ciudad de Linz está situada al noreste de Austria. Atravesada por el famoso río Danubio, es la capital del estado de la Alta Austria, y un lugar bastante frecuentado por turistas.

Esta ciudad fue fundada por los mismísimos romanos, convirtiéndose con el tiempo en un importante punto de encuentro de diversas rutas comerciales. Además, durante un tiempo se convirtió en la ciudad más importante del Sacro Imperio Romano Germánico. No obstante, poco a poco perdió su rango, volviendo la capital a lugares como Viena y Praga.

Aun así, en la actualidad encontramos suficientes motivos para visitar esta ciudad, pues existen muchísimas visitas interesantes, tanto en la urbe como en sus alrededores.

QUÉ VER EN LINZ

Nueva Catedral

La nueva catedral, de estilo neo-gótico, comenzó su construcción en el año 1855. El hermoso edificio fue diseñado por Vincenz Statz, uno de los encargados de levantar también la famosa catedral de Colonia en Alemania.

Estamos ante un templo de grandes proporciones que puede recibir a unas 20.000 personas. Sus medidas la convierten en la catedral más grande de toda Austria, aunque no la más alta. Esto no hubiera sucedido si durante su construcción no hubiera existido la restricción que impedía superar la altura de la Torre Sur de la Catedral de Viena.

Plaza Mayor

La Plaza Mayor de Linz destaca por varios elementos. Para empezar, encontramos el precioso Ayuntamiento Viejo, una síntesis perfecta entre las construcciones clásicas y la modernidad de los edificios actuales. Además, también encontramos la columna de la Trinidad, una gran columnata de mármol coronada con un sol dorado en el centro de la plaza.

Alrededor de la misma nos encontraremos con muchísimas casas de estilo Renacentista, destacando entre ellas la del balcón desde el que Hitler proclamó la anexión de Austria al Tercer Reich.

Por último, no olvidéis echarle un vistazo al original reloj lunar que hay en el Ayuntamiento, toda una curiosidad.

Lentos Kunstmuseum Linz

Situado a orillas del Danubio, encontramos este hermoso y moderno edificio. Este lugar es, desde 2003, un referente del arte moderno en toda Austria. Así, podemos encontrar una colección interesantísima llena de obras de maestros como Schiele, Klimt o Kokoschka.

Pöstlingberg

Se trata de una montaña situada en el extremo norte de la ciudad y recoge lugares muy interesantes tanto para los adultos como para los más pequeños.

Accedemos a la montaña a través del tranvía histórico Pöstlingbergbahn, un recorrido en el que tendremos las mejores panorámicas sobre la ciudad. Una vez lleguemos arriba, podremos visitar la Basílica de peregrinación, pero también el mirador Grottenbahn, un lugar en el que los pequeños serán recibidos por el dragón Sebastián para ser subidos a un tren llamado exrpesso del dragón. Un recorrido por un lugar de cuento lleno de personajes divertidos.

Cabe destacar que a mitad del trayecto que realiza el tranvía, encontramos también el jardín zoológico, con más de 130 especies diferentes y abierto todo el año.

Plaza en Linz

Otros lugares de interés:

EXCURSIONES DESDE LINZ

Desde Linz podemos acceder a otros bellos parajes de Austria. Así, podemos acercarnos a la hermosa abadía de San Florian, a tan sólo 20 kilómetros de la ciudad. Se trata del monasterio más grande de la región, y además es uno de los mejores ejemplos de arquitectura barroca de todo el país.

Si nos alojamos en Linz, también tendremos la oportunidad de conocer parte de uno de los episodios más duros de la historia de Europa a través del Campo de concentración de Mauthausen. Está a unos 25 kilómetros de Linz y es un edificio perteneciente a la época del Tercer Reich. Lo cierto es que este lugar no fue un campo de exterminio como tantos otros. En sus instalaciones se alojó un centro de trabajo esclavo.

CLIMA

El clima de Linz es continental. Esto se traduce en temperaturas bastante extremas en invierno, con lluvias frecuentes. En cuanto a los veranos, en Linz serán frescos y con aguaceros ocasionales.

GASTRONOMÍA

En Linz podremos probar algunas de las especialidades del país. Podemos probar así sus famosos Klöss, una masa de diferentes ingredientes que se cuece en agua con sal. Suelen estar rellenos de ingredientes como carne, panceta, torreznos o picadillo. No obstante, también podemos encontrar su variante dulce. Podemos decir que es el comodín dentro del menú en Linz.

Otro plato muy recomendable es la Leberkäse, embutido procedente de Baviera que se parece mucho a las salchichas gigantes.

Cabe destacar que esta ciudad cuenta también con deliciosos pescados del Danubio, especialmente el Wels y la trucha. Estos pescados suelen ir acompañados de verduras de la zona como los ajos, cebollitas o incluso pepinillos. Además también se usa la calabaza, patatas y repollo como acompañamiento.

Para los más golosos, no podéis perderos la Linzer Torte, una crujiente tarta rellena de mermelada.

TRANSPORTES

Pasearse por la ciudad no será problema alguno pues está excelentemente conectada por el transporte público. Además, cabe destacar que existen billetes especiales que nos ayudarán en nuestra estancia, como por ejemplo el Linz City Ticket, en el que se incluye el transporte público en la red municipal de tranvías y la entrada gratis a 12 museos y el jardín botánico.

CÓMO LLEGAR

La forma más rápida de llegar a Linz es a través del Aeropuerto de Linz, también conocido como el Aeropuerto del Danubio Azul.

MÁS INFORMACIÓN

Foto 1 vía: tm-md

Foto 2 vía: tujirou

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Linz


Deja tu comentario