Steyr, la ciudad romántica

Steyr

Sumergirse en alguna de las callejuelas que conforman la milenaria ciudad de Steyr es como entrar en un cuento de hadas de la época medieval. Porque lo cierto es que este pequeño poblado entre Salzburgo y Viena es encantador y ofrece lo mejor de la arquitectura austríaca.

Llamada también la ciudad romántica debido a su aspecto, Steyr está situada en la confluencia de los ríos Steyr y Enns, y es de gran atractivo para los turistas debido a su impecable armonía visual. Cuenta con una de las plazas municipales más bonitas de Europa rodeada por casas de estilo burgués y coronada por la Bummerlhaus, una vivienda gótica que es uno de los grandes símbolos de la ciudad. Otro de los puntos de atracción de esta comunidad es el castillo de Lamberg que fue construido sobre los cimientos de lo que fuera la fortaleza de Styraburg, lugar histórico por excelencia pues dio lugar a la fundación de la ciudad. Y es imperdible una caminata por el casco antiguo medieval en donde conviven una variedad de estrechos callejones atestados de edificios de larga data junto a unos cuantos patios románticos.

Pero además de un legado arquitectónico como pocos en el mundo, Steyr presta especial atención a algunas actividades. Curiosamente, es conocida por la gran cantidad de panaderos que elaboran sabrosas panes, imaginen que ya en 1674 el casco antiguo contaba con siete panaderías. Tal es la importancia de este trabajo que de abril a octubre todos los martes se celebra el ritual de hacer pan a la luz de la luna. También hay una variedad de herreros que transmiten sus conocimientos de generación en generación y la fabricación de artesanías también es una de las grandes actividades del lugar. Otra especialidad es la gastronomía con algunos platos típicos como la sopa de Steyrdorf.

Foto vía: Tomoko-Yamamoto

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Steyr


Deja tu comentario