Burgenland, la Austria oriental

Austria es un país pequeño y es por eso que aún cuando su población considere que algunas localidades están lejos de otras lo cierto es que al ver el mapa podemos sorprendernos al descubrir lo cerca que están en realidad.

Algo de esto sucede con Burgenland, un estado que, a pesar de estar a tan sólo 52 kilómetros de Viena, es muy diferente a la vida de la ciudad capital.

El mayor atractivo de esta región es el lago Neusiedler, un espejo de agua estepario que es alimentado por un río, y por manantiales subterráneos, y cuyo mayor virtud es la gran cantidad de especies de aves que suman más de 250. Alrededor del lago podéis visitar Podersdorf, el mejor lugar para bañarse en el lago, Seewinkelm un sitio de interés que ofrece una fauna muy variada, y Pamhagen, donde podéis visitar un zoológico con animales de la estepa húngara.

Más allá de estos puntos, Burgeland ofrece otros encantadores sitios que merecen la atención de los turistas a punto de iniciar un recorrido por esta zona de Austria.

Dentro del itinerario, quizá valga la pena hacer una parada en Eisenstadt, la capital del estado y el hogar del otro gran músico clásico Josef Haydn, quien residió en esa ciudad durante 30 años de su vida. La ciudad ofrece una variedad de puntos de interés como el Scholss Esterhazy, un palacio que fue construido entre 1663 y 1672 y en el que vivieron los príncipes Esteráis.

También vale la pena la iglesia Bergkirche, una construcción de estilo barroco que cuenta con dos grandes atractivos: la representación de la crucifixión de Cristo en tamaño real y la tumba de Haydn.

Un tercer lugar a tener en cuenta es el Landesmuseum en el que se puede ver la historia del estado, y el Museo Haydn, dedicado al célebre compositor.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Burgenland, Eisenstadt


Deja tu comentario