Estaciones de esquí en Austria

Esquiando en Austria

Austria es uno de los pocos países del continente europeo que reúne una variedad de características que lo hacen único en el mundo. Aún cuando su superficie no es demasiado extensa cuenta con una larga lista de paisajes de singular belleza que despiertan la atención de muchos turistas del mundo entero, transformándose en un punto obligado para quienes recorren Europa.

Las razones son varias, por un lado ha conseguido conservar su legado como pocos lo han hecho y así es como podemos descubrir pueblos medievales, ciudades con un casco histórico casi intacto y la magia de la arquitectura del lugar, por lo general de estilo barroco o gótico.

Por otra parte, Austria seduce con el encanto de sus montañas y sus valles, un paraíso para los amantes de los deportes invernales. Gracias a sus incontables pistas de esquí, el país se ha ganado un lugar en el mundo e incluso ha sido y aún es sede de numerosos encuentros deportivos de envergadura.

El país ofrece 22.000 kilómetros de pistas de esquí que año a año se cubren de un manto blanco, para la alegría de los visitantes que por lo general se alojan en algunos de los hoteles o cabañas cercanos a las estaciones. Debido a la gran afluencia de turistas, estos centros cuentan con buenos servicios, alojamientos de distintas categorías y todo el confort al alcance de la mano además de una gran cantidad de escuelas de esquí que ofrecen los últimos conocimientos en el deporte.

Si bien hay algunos sitios que son especialmente reconocidos por sus pistas –como la zona del Tirol o Innsbruck- lo cierto es que podéis encontrar estaciones en diversas regiones del país, desde Arlberg hasta Corintia, Saalbach-Hinterglemm o Salzburgo.

Sea cual sea la elección, todas ellas ofrecen inmejorables condiciones para quienes buscan pasar unos días de descanso en la nieve.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Estaciones de esqui


Deja tu comentario