Diex, precioso pueblecito en Carintia

Todos sabemos que Austria es Viena, Austria es Graz, es Salzburgo, es Innsbruck y otras preciosas pequeñas ciudades. Ahora bien, no tanta gente sabe que Austria son los pueblecitos que rodean estas ciudades y las enriquecen.

¿Un ejemplo?… El soleado pueblo de Diex. Considerado una de las joyas de la turística región de Carintia y a unos 1150 metros sobre el nivel del mar, Diex ocupa la montaña con más horas de luz de toda Austria. Hablamos de unas 2000 horas del sol al año y eso en el nublado país de los Alpes es mucho. Bajo Diex se ve el mar de nubes que cubre los pueblos vecinos.

Y es que como decíamos, este pueblecito se encuentra arriba, en la montaña, y cuando bajas del sol, a tan sólo 5 curvas empieza la niebla y los pueblos del valle ya no pueden ver a Diex. Y Diex, por culpa de la niebla, tampoco es capaz de percibirlos, pero los imagina. Igual que los aldeanos de la niebla imaginan que allí, arriba, los “Diexer” disfrutan del astro sol.

Diex

Además del sol, encontramos en Diex muchos otros recursos turísticos como las numerosas rutas de senderismo, que permiten conocer los alrededores de la montaña “Saualpe”, o la encantadora iglesia de dos torres. Concretamente, los caminos forman un conjunto bien señalizado de senderos, de unos 100 kilómetros de recorrido, que pasean entre los bosques y pastos alpinos y que se abren para dar paso a entretenidas actividades como montar a caballo, pero no cualquier caballo, sino los caballos o ponis de Islandia, que curiosamente típicos de esta zona de Austria, o nadar en algunos de los impresionantes lagos de baja Carintia.

Otra curiosidad que, quizás, interese a aquellos hombres de negocios que se planteaban pasar unas vacaciones tranquilitas cerca de los Alpes, es la posibilidad de combinar estos días de calma con los nuevos seminarios que ofrece el instituto de “Finanzas y Ética” de Diex.

Por lo que respecta al alojamiento, este pueblo carintiano ofrece tanto habitaciones como pisos de veraneo en casas de huéspedes, granjas e incluso, en grandes casonas particulares.

Por supuesto, como ya mencionábamos, la principal atracción de Diex, por raro que nos parezca a los españoles, es el sol. El letrero de entrada ya lo dice “Diex, el lugar del sol” y existe incluso aparatito llamado “Sonnenschreiber” (medidor de sol) que se encarga precisamente de anotar día a día las maravillosas horas de luminosidad y alegría de nuestro pueblecito protagonista.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Carintia, Diex


Deja tu comentario