Klopeiner See, aguas templadas en Austria

El Klopeiner See o lago de Klopein está situado en el Bundesland de Carintia, a unos 20 kilómetros de su capital, Klagenfurt, al sureste de la ciudad de Völkermarkt y a los pies del bello pueblecito de Sankt Kanzian. No es un lago muy grande, tiene tan sólo 1,8 kilómetros de longitud, unos 800 metros de ancho y su parte más profunda llega a los 48 metros.

Lo más curioso de este lago es que no se trata de uno de los lagos fríos de los Alpes, sino de una balsa de aguas calientes, que mantiene su temperatura a unos 28° y que, precisamente por esto, se considera el lago más cálido de Europa. La razón de esta sorprendente cualidad es que el Klopeiner See recibe únicamente algunos afluentes poco voluminosos, que sólo lo recorren superficialmente y que permiten mantener más o menos constante su temperatura media.

También su hermano pequeño, el Turnersee, que se encuentra a tan sólo 2 kilómetros de distancia es conocido por la agradable temperatura de sus aguas.

La calidad térmica de estos lagos ha hecho que numerosos hoteles, casas rurales, apartamentos y centros de baño y juegos acuáticos, crezcan a sus orillas. Además, aunque existen zonas muy amplias de baño común,  si usted está alojado en uno de estos encantadores hoteles, probablemente disponga de su propia playa privada.

Pero el lago no es lo único especial en esta zona de Austria, ya que además se trata de un área cuya naturaleza maravilla a todo el que se acerca. Sus bosques nórdicos llenos de apasionantes rutas y senderos (800 km), sus dos vías de escalada, los impresionantes parques naturales e incluso, una de las etapas europeas del camino de Santiago se extienden en los alrededores del Klopeiner See.

Por supuesto, las actividades ofertadas son incontables, jugar al golf, escalar o practicar jumping son algunas de ellas. Ahora bien, esta vez vamos a destacar la gran tradición de buceo que recorre los grandes lagos austriacos, y que no podía faltar en el lago de Sankt Kanzian. La escuela Easydive ofrece numerosas actividades de buceo para conocer las profundidades del lago e, incluso una sesión de prueba, para aquellos que todavía no se hayan decidido a realizar el curso completo.

Por cierto, el curso básico dura 10 horas y existe la posibilidad de realizarlo durante las vacaciones. En concreto, consta de tres clases teóricas, dos inmersiones en piscina o aguas controladas y dos inmersiones en agua libre. Sí, así es. Tras dos días, podrás descubrir los secretos del lago más cálido de Europa.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Carintia


Deja tu comentario