Donauinsel, o isla del Danubio, en Viena

Vistas de Viena desde la isla del Danubio

De gran fama entre los vieneses, la isla de Danubio se construyó en la zona central de Viena con el fin de controlar mejor las crecidas del río que habitualmente inundaba las orillas. Para ello el Danubio se dividió en dos brazos y en medio apareció una isla. Rápidamente esta isla artificial quedó convertida en parque y, desde entonces y hasta la fecha, kilómetros de césped, cientos de árboles, caminos asfaltados y sin asfaltar, se extienden por ella haciendo las delicias de los orgullosos vieneses y de los turistas que se decidan a coger la línea 1 del metro hasta “Donauinsel”.

Este espacio ofrece múltiples propuestas recreativas y siempre se puede encontrar gente disfrutando del aire puro a pocos kilómetros de la “City”. De hecho, desde su concepción inicial se pretendía otorgar a los ciudadanos un espacio abierto donde disfrutar en libertad, descansar del ajetreo diario y desconectar en un ambiente de tranquilidad.

¿Las actividades más habituales en la isla?… Caminar, correr, pasear en bicicleta, patinar, participar en los cursos de la escuela de Windsurf o bañarse en las aguas del Danubio azul.

Aunque los vieneses normalmente disponen de todos sus aparejos, en la isla del Danubio también se ha pensado en los visitantes esporádicos, que llegan a la ciudad para pasar unos días, y allí mismo se pueden alquilar bicicletas, patines e incluso, tablas de windsurf, en perfectas condiciones y adaptables prácticamente a todos los usuarios.

Otra diversión que permite conocer el gran Danubio y su isla es navegar por sus aguas con uno de los botes que también se ofrecen allí mismo. Además, también es posible realizar esta actividad por la noche, lo cual garantiza unas vistas fabulosas de la ciudad iluminada.

Y lo mejor son los 42 kilómetros de playas artificiales que se encuentran en sus proximidades. Playas de arena o de piedras, rodeadas de naturaleza, de espacios salvajes, pero también de variadas atracciones como toboganes, parques infantiles e incluso, áreas con aparatos de musculación donde es posible rebajar un poquito todos los Schnitzel engullidos.

Es precisamente aquí donde, cada año en junio, tiene lugar la mayor fiesta al aire libre y orientada al público juvenil de toda Europa. Se trata de la Fiesta de la Isla del Danubio, a la cada año acuden prestigiosos grupos de música que tocan gratuitamente para los congregados. Por supuesto, a este ambiente de fiesta y buena música le acompaña una oferta culinaria excepcional garantizada por los numerosos chiringuitos que allí se instalan.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Viena


Deja tu comentario