Visitando el zoológico de Viena

Zoologico de Viena

El zoológico de Viena, conocido en alemán como Tiergarten Schönbrunn, precisamente se encuentra en el mismo parque que rodea la residencia palaciega de Schönbrunn. El recinto se construyó en el 1752 bajo orden de los Habsburgo y estos orígenes remotos lo convierten en el parque zoológico más antiguo del mundo. Este paraje constituye junto con la catedral de San Esteban, la Ópera y el Danubio el conjunto de atracciones turísticas centralesuna de las principales.

Fue encargado por el marido de María Teresa, que deseaba disponer de una menagerie para disfrute imperial. El cercado, que sólo contaba con unos 30 animales enjaulados, se ubicó alrededor del pabellón empleado para el desayuno por la familia real. En principio su uso fue exclusivamente privada, pero unos 20 años más tarde se empezó a permitir el acceso a las «personas decorosas y bien vestidas», que deseaban visitar la menagerie en domingo.

A lo largo de los siglos posteriores el recinto se fue ampliando y poco antes de la Primera Guerra Mundial ya contaba con unas 700 especies diferentes. Aunque los acontecimientos históricos posteriores – Primera y Segunda Guerras Mundial -, provocaron una merma considerable en el número de especies y la ruina de muchos edificios, lo cierto es que desde entonces el zoo de Viena siempre ha ido a mejor. De ahí que, en la actualidad, se erija como uno de los recintos más prominentes en las áreas de investigación y conservación de los animales y sus ecosistemas.

Hoy en día, el zoológico de Viena también se encuentra inmerso en múltiples programas internacionales dedicados a la reproducción de las especies en peligro de extinción. En concreto, el más famoso es aquel dedicado al cuidado del Gran Oso Panda, que dio sus frutos más hermosos en Agosto del 2007, cuando Yang Yang trajo al mundo al primer bebé panda europeo que no necesitaba de métodos de reproducción asistida.

zoológico de Viena

Este pequeño osezno recibió su nombre oficial en Diciembre de ese mismo año por parte del embajador chino en Austria. Sus padrinos fueron la ex-ministra de exteriores Ursula Plassnik y el empresa Swarovski. Desde entonces el pequeño panda pasó a conocerse como Fu Long (El dragón feliz) y vive feliz en las instalaciones de Schönbrunn adorado por todos los turistas que lo miran embobados.

Hipopótamos, jirafas, elefantes, pingüinos, osos marinos, panteras, leones y osos polares son algunas de las especies que apaciblemente viven en el zoológico de Viena. Ahora bien, no sólo la contemplación de estos animales en su hábitat natural constituye el gran interés del recinto, de este Tiergarten Schönbrunn, también la casa del Amazonas, con su reproducción de la selva tropical, el acuario o la zona del Ártico hacen las delicias de todos los forofos de la naturaleza.

Información práctica

  • Teléfono: +43 1 877 92 94-0
  • Horario: el zoo abre durante todo el año a las 9 de la mañana; los horarios de cierre varían según el mes del año, desde las 16.30 hs. hasta las 18.30 hs.
  • Entrada: adultos, 15 euros; niños, 7 euros; niños de 6 años o menos, gratis.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Viena


Deja tu comentario