Recorrido por el Gürtel en Viena

Gurtel

Ya explicamos anteriormente que el centro de Viena queda rodeado por el llamado Ring o anillo. Este bulevar circular recorre a lo largo de 4 kilómetros la City enmarcando sus principales atractivos turísticos y englobando en un anillo el Altstadt o casco histórico de la capital austriaca. Precisamente, es este anillo el que separa el Innere Stadt o del primer barrio vienés de los barrios 2 (Leopoldstadt), 3 (Landstraße), 4 (Wieden), 6 (Mariahilf), 7 (Neubau), 8 (Josefstadt) y 9 (Alsergrund). Todas estas zonas reinan junto al centro ampliando su gran oferta cultural, gastronómica y comercial.

Ahora bien, Viena no acaba ahí. La ciudad se compone de muchos otros barrios barrios diferentes hasta llegar al número 23, también llamado Liesing, y hasta llegar al Gürtel, el segundo anillo que cierra Viena. Un enorme cinturón circular donde se palpa el verdadero espíritu de la ciudad a orillas del Danubio, esa riqueza cultural que todas las ciudades atesoran más allá de sus museos, galerías de arte y centros históricos.

En definitiva, es el Gürtel donde el visitante podrá percibir el movimiento diario, la circulación constante y, sobre todo, el ambiente nocturno vienés.

Desde hace unos años Viena se ha entregado por completo a la rehabilitación y mejora de esta avenida, hasta tal punto que el antes deprimido Gürtel se ha llegado a convertir, sobre todo en algunas de sus zonas, en una de las expresiones más innovadoras, dinámicas y potentes de la esfera cultural y musical europea. Bajo las arcadas del antiguo sistema Stadtbahn recorrido, hoy en día, por la línea de metro U6, han nacido modernos bares y restaurantes, lujosos y peculiares locales y clubes alternativos hechos a la medida de oriundos y foráneos.

Cada fin de semana los vieneses encuentran allí un espacio de ocio con música de mucha calidad, frecuentemente se trata de música en vivo y disc-jokeys de reconocido prestigio. Por su parte, los visitantes tienen la posibilidad de disfrutar de un ambiente único que va desde los confusos, indisciplinados y atrayentes baretos del Lerchenfeldenrgürtel como Karina, Café Cantante, el Chelsea o el Rhiz, hasta los más comedidos, sofisticados e impresionantes locales del Währinger Gürtel, donde además la oferta de gastronomía extranjera excede todo lo que se pueda imaginar.

Para aquellos interesados por la historia del Gürtel sólo indicaremos que todavía existen algunos pubs y locales que, resistiendo el embate del tiempo y, seguramente, del gobierno austríaco, revelan la cara más picante pero también más tétrica de un Gürtel antiguamente marcado por la prostitución.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Viena


Deja tu comentario