- Sobre Austria - https://sobreaustria.com -

Trajes tradicionales en Austria

Poco se necesita pensar para que nos venga a la mente una imagen de la tradicional Austria. Expresada en tópicos Austria es Wiener Schnitzel, nieve y pistas de esquí, Sissi y tiroleses. Y aquí está la clave, imaginamos tiroleses, pero además auténticos tiroleses de Tirol vestidos con sus trajes regionales y todo.

Pues bien, se vuelve a demostrar una vez más que los países y sus culturas no son sólo un dédalo de imágenes prototípicas, porque lo cierto que estos trajes regionales no son, han sido, ni serán exclusivos de Tirol. En todos y cada uno de los Bundesländer austriacos existen vestidos tradicionales y también en casi todos se mantiene viva la costumbre, especialmente entre las generaciones más ancianas, de llevarlo en ocasiones destacadas, que no sólo se reducen a la Oktoberfest de Múnich.

Por lo general, en todas las regiones el traje tradicional para la mujer es el Dirndl. La comodidad del Dirndl deja entrever el origen campesino de la prenda. Ésta consta de un peto con falda y ganchos o cremallera en la parte delantera. Bajo esta pieza se lleva una camisa blanca de mangas abombadas que llega hasta mitad del abdomen. Sobre el peto se emplea un gran delantal que cubre el bolsillo.

Aunque su origen hunde sus raíces en las zonas rurales, lo cierto es que, en actualidad, algunos de los modelos llegan a alcanzar precios astronómicos. Muchos de ellos se elaboran a partir de sedas salvajes, están recubiertos por preciosos ornamentos y bordados y se pueden ver en los eventos más elegantes como una noche en la ópera vienesa o en estreno de una obra teatral.

Para los hombres lo más típico son los Lederhosen, pantalones hechos en piel que, normalmente, incluyen tirantes y se suelen llevar con camisa blanca adornada por pequeños estampados florales. A todo esto se le suma el sombrero tirolés y las chaquetas de exquisito corte.

Una curiosidad que traen los nuevos tiempos es la comunión de la industria del traje regional austríaco con la moda a pie de calle y, como consecuencia, el nacimiento de una nueva línea de moda donde la indumentaria tradicional, sus estampados, el tipo de corte en chaquetas, faldas y pantalones, y los complementos de toda la vida, se ven redefinidos para otorgar una imagen más cosmopolita y moderna. Eso sí, normalmente, a costa de precios elevados distintivos de la elevada calidad de cada una de las piezas.