Espárragos de Carintia en épocas especiales

Esparragos Carintia

Durante la primavera austriaca, cuando todos los árboles de frutas están plenamente en cosecha y las flores están abriendo para ofrecernos espectáculos maravillosos, un vegetal que se puede encontrar en todas partes del mundo y que es de la familia de los lirios también se dedica a crecer mirando al sol. Es por esto que en Carintia el espárrago es conocido como la «varita mágica de la primavera«.

El granjero Hans Jäger se ha ganado en la región la reputación del pionero de los espárragos de Carintia, al haber cultivado algunos de estos vegetales de la mayor calidad en el Valle Lavanttal durante muchos años. De hecho los restaurantes de Carintia celebran la cosecha de espárragos del Valle Lavanttal con un festival que dura varias semanas desde los meses de mayo hasta el día de San Juan en junio.

En la actualidad el granjero Han tiene mucha competencia porque allí han llegado muchos otros granjeros a cultivar espárragos en el Valle Lavanttal, así que él ha tenido que andar un paso más para seguirse manteniendo a la cabeza del cultivo en la región. Por eso él mantiene sus espárragos en camas calientes que se mantienen así con una especie de cobija eléctrica debajo de la tierra y así no tiene que preocuparse por los cambios de temperatura.

Cuando las flores de la primavera empiezan a salir, también lo hace otro miembro de la familia de los lirios que son los brotes de ajo, que también empiezan a crecer en los pastizales al lado de las corrientes de agua de Carintia. Así como su primo lejano, el espárrago, este alimento también es muy valorado por los locales debido a sus propiedades saludables. Allí estos brotes se comen finamente picados en pan y con la mantequilla.

Y si lo que quieres es probar más delicias de la comida de Carintia, debes ir allí el sábado santo, ya que los habitantes de esta región son en su mayoría católicos romanos y siguen la cuaresma, porque ese día se comen jamones enteros, salchichas, huevos cocidos de diferentes colores y todo se sire con un postre llamado reindling, que es un pastel hecho de levadura y relleno con canela, azúcar y uvas pasas.

Foto Vía: Muffet

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Carintia, Gastronomia


Deja tu comentario