Naturaleza y arquitectura en Baja Austria

Ferrocarril de Semmering

En la parte sur de Austria se encuentra Baja Austria que es una parte más montañosa del país y que durante mucho tiempo, alrededor del siglo diecinueve, ha sido uno de los destinos favoritos de las personas de Viena, e incluso en la actualidad allí se encuentran de todas las clases de alojamiento que van desde los hoteles y hostales hasta villas elegantes y hoteles lujosos que le dan un toque extra a estas llamadas Montañas Mágicas.

En un recorrido por esta región te recomiendo ir a Kaiserbrunn, cerca de Reichenau, para ver el manantial, y ya que estás allí el museo, que ha brindado sus aguas a la lejana Viena por más de cien años. También darle un vistazo a la autopista alpina y al ferrocarril sobre la región de Semmering, que es una verdadera obra maestra con túneles, viaductos y túneles que decoran maravillosamente el paisaje, tanto que fue declarado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Claramente, esta zona está llena de una naturaleza y de unos espacios verdes que están casi intactos y que son muy famosos entre los senderistas y esquiadores por igual, en especial en la región de Wechsel, que se encuentra entre los ríos Pitten y Schwarza. Y si lo que quieres es un plan un poco más cultural allí puedes encontrar la reconocida iglesia Gótica de San Wolfgang en Kirchberg am Wechsel y cerca está Hermannshöhle, que es la cueva más grande de estalactitas en Austria, para hacer un poco de exploración.


Cueva de Hermannshohle

Existen varios tours y recorridos que llevan a los visitantes en un viaje a lo largo del camino de las iglesias fortificadas en donde puedes visitar estos templos que parecen más una fortaleza y que fueron construidas alrededor de los años mil quinientos para que, aparte de ofrecer un lugar para la oración, los habitantes encontraran un buen refugio contra las fuerzas otomanas.

Los mejores ejemplos de estas iglesias se pueden encontrar en poblaciones como Krumbach, Kirchschlag, Hollenthon, Hochwolkersdorf, Pitten, Edlitz, Bad Schönau y Lichtenegg, entre muchas otras. Y en esta misma zona puedes encontrar una naturaleza llena de magia y de encanto que es muy utilizada y explorada por los amantes del ciclismo de montaña; y si tienes tiempo extra tienes ir al spa de Bad Schönau, que tiene baños intensivos de gas seco de dióxido de carbono que ayudan en el tratamiento de problemas circulatorios y cardiovasculares.

Foto 1 Vía: Herbert Ortner
Foto 2 Vía: froutes

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Baja Austria


Deja tu comentario