Linz, Capital Europea de la Cultura 2009

Linz es la ciudad austriaca que está de moda en este año. Todo porque durante 2009 es, junto con Vilna (Lituania), Capital Europea de la Cultura. Eso significa que hay gran variedad de proyectos y presentaciones culturales que la hacen ser una parada obligada en nuestro viaje por Austria.

Atravesada por el río Danubio, Linz es la tercera ciudad de Austria, después de Viena y Graz. Es una ciudad que por muchos años ha sido casi olvidada y sobrepasada por otros destinos turísticos como Viena y Salzburgo, pero que hoy día ha sabido sacarle provecho a su ubicación geográfica y se postula cada vez más como un nuevo destino turístico en Austria.

Para entender un poco el posible motivo de su abandono, hace falta conocer un poco su historia, una historia que está marcada por el tristemente celebre Adolf Hitler. El Führer nació cerca a Linz y vivió parte de su  juventud en ella. Tenía en mente un proyecto para convertir a esta pequeña urbe en el centro cultural del estado nazi. De aquella idea lo único que quedaron fueron varias fábricas, bases de la industria armamentista del estado nazi. Después de la derrota nazi vino una recuperación económica. Las fábricas de armas se dedicaron al hierro y al acero, y Linz se convirtió en una ciudad económicamente prospera pero sin riqueza cultural.

A partir de los últimos años en Linz se ha llevado a cabo un cambio de ciudad industrial a ciudad artística, arquitectónica y urbanística que atrae cada año más y más turistas. Este cambio se debe principalmente a los grandes museos que se han abierto en la ciudad. Los tres más importantes son: Museo Lentos, el Ars Electrónica Center y el Museo del Castillo.

Tanto el Museo Lentos como el Ars Electrónica Center están a orillas del Danubio, uno en frente del otro, sus fachadas de cristal cambian de color en función de la luz del día y de la noche. En Lentos se expone el arte actual de figuras como Klimt, Schiele o Kokoschka. El Ars Electrónica Center es una especie de museo del futuro donde se exponen tanto innovaciones tecnológicas como artísticas.

Por último, el Museo del Castillo, ubicado en el casco viejo de la ciudad, mezcla sus viejos muros de piedra con un puente moderno de cristal que ofrece el mejor mirador de Linz.

Su designación este año como Capital Europea de la Cultura no es otra cosa que un premio al desarrollo cultural que se ha estado viviendo en Linz en los últimos años.

Foto Vía: Linz.at

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Alta Austria, Linz


Deja tu comentario