Visitar la ciudad de Eisenstadt

Eisenstadt

Eisenstadt es la capital de uno de los nueve estados de Austria, Burgenland. Fue el lugar donde los principes Esterházy establecieron su residencia, dejando a su paso una ciudad con muchos atractivos por conocer.

Sin duda, en nuestro recorrido por la ciudad nos toparemos con este nombre: Joseph Haydn, compositor de la época clásica quien trabajó como director musical de la corte del principado Esterházy durante más de 40 años. Las visitas guiadas ofrecen un paseo por la llamada Ruta Haydn donde nos encontraremos con los distintos lugares dedicados al compositor a medida que hacemos un recorrido por la histórica ciudad de Eisenstadt.

El recorrido nos llevará hasta el Barrio Judío, los jardines del Palacio de Esterházy, donde tendremos una visión global de la historia del jardín. Precisamente es el palacio una de las maravillas de esta ciudad. Entre 1663 y 1672 la familia Esterházy convirtió a esta fortaleza gótica (construida en 1364) en un centro de la vida cortesana. El palacio sigue siendo centro de actividades culturales, donde la música de Haydn se hace presente en cada concierto u otro evento festivo.

Posteriormente seguimos hacia la casa de Haydn, la antigua vivienda del compositor y conocer un poco más de cerca la vida de Joseph Haydn. El paseo continúa a través del centro histórico de la ciudad con sus casas barrocas y el ayuntamiento, un edificio de tres plantas con un frente amplio con dos miradores redondos en los laterales y un mirador rectangular en el centro. Muchos de estos edificios están protegidos, y hay una zona disponible con tiendas, cafeterías y restaurantes para tomar un merecido descanso. El destino final es la Catedral de San Martín que data del siglo XIII.

Un último homenaje que le rinde la ciudad a Haydn es el Festival Haydn, un evento de fama mundial realizado cada año en septiembre donde se citan los mejores intérpretes de Haydn del mundo. Este año se conmemora el 200 aniversario de la muerte de Joseph Haydn.

También podemos darnos una vuelta por los distritos de St. Georgen y Kleinhöflein, famosos por sus vinos y pintorescas tabernas, ideal para pasar noches cálidas de verano. En el día podemos visitar en Kleinhöflein la iglesia consagrada a St.Vitus, de estilo gótico tardío y visible desde varios kilómetros gracias a su ubicación en una colina. En St. Georgen podemos visitar Rock de Atila, una lápida romana que data del siglo 1 CE, es el sello distintivo de este pueblo.

Foto Vía: Z&E around the world



Etiquetas: ,

Categorias: Burgenland, Eisenstadt


Deja tu comentario