Salto de esqui de Bergisel

Bergisel

Al sur de Innsbruck, se levanta la colina conocida como Bergisel, con varias instalaciones para deportes de invierno como una pista de hielo artificial y el salto de esquí de Bergisel con una longitud de 90m y una altura de casi 50 metros.

Es precisamente el salto de esquí de Bergisel una de las mayores atracciones en Innsbruck. Es parte de un proyecto que se llevó a cabo para la renovación de la villa olímpica y que remplazó al antiguo salto de esquí construido en 1927 por no cumplir con los actuales estándares internacionales. La ganadora del concurso internacional para su construcción fue la arquitecta nacida en Bagdad, Zaha Hadid.

Este salto de esquí se considera una obra maestra de la arquitectura moderna de los deportes de invierno. Desde su apertura en 2002 se ha convertido en símbolo de Innsbruck, y con ver lo imponente de su estructura no cabe preguntarse por qué.

Bergisel

El edificio combina a la perfección las instalaciones deportivas con los espacios públicos para los turistas que no desean hacer deporte pero quieren contemplar un hermoso panorama. Los visitantes pueden subir los 455 escalones de la torre o coger el nuevo y moderno funicular. Obviamente los sedentarios como yo preferimos el funicular que nos sube en 2 minutos. Una vez en la torre, llegamos al nivel de entrada y nos encontramos con dos ascensores, uno para los visitantes y otro para los esquiadores.

Los dos niveles inferiores contienen equipo técnico, una parte de almacenamiento y oficinas del personal. En el segundo nivel se encuentra el restaurante que, a 47 metros de altura, goza de una vista esplendida. Desde la plataforma podemos disfrutar de una vista de 360 grados sobre el paisaje alpino circundante. El menú incluye una variedad de cafés, pasteles y platos austriacos e internacionales. Por último, en el tercer nivel se accede a la terraza panorámica, donde se pueden ver a los atletas casi volar.

El estadio en su totalidad tienen una capacidad para acoger a 28000 espectadores. A principios de enero, el estadio de Bergisel acoge el Torneo Internacional de los Cuatro Trampolines, uno de los más importantes en su modalidad. Vendría a ser como un Grand Slam en el tenis o en el golf.

La tarifa de entrada al complejo de salto de esquí de Bergisel es 8,5 euros para los adultos y 4 euros para los niños. Menores de 6 años entran gratis. Según el sitio oficial en internet, las tarifas son válidas hasta el 31 de diciembre de 2010.

Foto 1 Vía: wichtelfraeulein

Foto 2 Vía: Goral

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Innsbruck


Deja tu comentario