- Sobre Austria - https://sobreaustria.com -

Gussing, ejemplo de desarrollo sostenible

Una buena forma de complementar nuestro viaje a Burgenland es dando una vuelta por la ciudad de Güssing, cuyas raíces se encuentra en su mayor emblema: un castillo situado en una colina sobre la ciudad.

Históricamente Güssing se ha desarrollado cultural y económicamente alrededor del Castillo de Güssing por haber sido la sede de la administración de la aristocracia. Pero hoy en día, Güssing es el hogar de numerosas oficinas y agencias, escuelas donde estudian habitantes no sólo de la ciudad sino también  de más allá de sus límites y sobretodo, es el hogar del Centro Europeo de Energía Renovable.

En 1988, el municipio establece su objetivo de reemplazar las importaciones de petróleo, electricidad y otros combustibles por la generación de energía a partir de recursos disponibles localmente. Ya en 1991 se empieza a desarrollar un nuevo concepto de energía que cubre toda la necesidad de energía a través de la biomasa disponible localmente, lo que se llama comúnmente como energías renovables. El enfoque ecológico de la energía resultó ser una fuerza impulsora para la economía local también. Más de 1000 nuevos puestos de trabajo en más de 50 nuevas empresas se han creado. Y no solo eso, también las emisiones de CO2 se han reducido en un gran porcentaje.

Hoy día hay muchas personas interesadas en energías renovables por aquello del cambio climático, por lo que desde hace algunos años se implementó el proyecto de turismo de energía ecológico.

En este proyecto se muestra al turista toda la información sobre las plantas de biomasa en Güssing y sus alrededores, además de conocer de cerca el “Modelo de Güssing” y visitar las instalaciones de demostración. Los guías especialmente instruidos nos acompañan en la presentación y en la visita de las plantas. Por último, nos dan un pronóstico sobre las tecnologías del futuro en el área de las energías renovables.

Güssing también es centro de numerosos lugares que evidencian la importancia cultural de la ciudad, como las ruinas de la Iglesia Jakobi, basada en una construcción románica que data de 1200, y el monasterio franciscano, que fue parte de las murallas de la ciudad y sirvió como un bastión. Pero incluso hoy día, Güssing es una ciudad culturalmente dinámica: en verano, el castillo sirve como un lugar para el teatro al aire libre, y a mediados de agosto hay una feria medieval que atrae a miles de visitantes con su espectáculo de fuego, malabaristas, torneos, mercado de artesanía y restaurantes, todo ambientado en la Edad Media. También hay un Centro Cultural, ideal para eventos culturales y recreativos, conferencias, seminarios, ferias, presentaciones corporativas y de producto.

Foto Vía: Pan Peter