La idilica region de Hall-Wattens

Hall-Wattens

Pasear por la región de Hall-Wattens, en Tirol, es hacer un recorrido por varios pueblos con encantos particulares. Absam, Baumkirchen, Fritzens, Gnadenwald, Mils, Thaur, Tulfes, Volders, Wattenberg, Wattens y la propia ciudad de Hall tienen muchos atractivos que ofrecernos.

Es una región con oferta variada en todos los días del año. En invierno tenemos a nuestra disposición una base perfecta de deportes de invierno para una diversión casi ilimitada, esquí de montaña, pistas de patinaje sobre hielo y paseos por caminos bellamente adornados para los más románticos. En verano, las montañas de los Alpes Tux y de Karwendel nos sirven de lugares para la escalada, el parapente, la caminada o simplemente para nadar.

Cada pueblo tiene su propio atractivo. Por ejemplo Wattens nos maravilla con El Mundo de Cristal de Swarovski y su sorprendente colección de cristal tallado. Wattens también alberga el único museo de máquina de escribir en Austria, con 450 máquinas en pleno funcionamiento.

La histórica ciudad de Hall nos envuelve dentro de su casco antiguo muy bien conservado. Allí podemos observar el Museo de la Casa de la Moneda con su Torre. Absam tiene un lugar muy famoso de peregrinación, se trata de Casa de la Aparición.

Cuenta la historia que en 1797 una joven de 18 años de edad, Rosina Bucher, tuvo una visión de la Virgen María en un panel de vidrio, una visión que simplemente no se puede quitar. Hoy día es llamada la Basílica de Peregrinación.

Absam es un lugar de visita también para los amantes del violín. Baumkirchen nos proporciona el ambiente perfecto para una caminata sobre la montaña a medida que apreciamos la naturaleza alrededor. Para darle gusto al paladar está el pueblo de Fritzens, famoso por sus destilerías de aguardiente. Gnadenwald está situado al pie del parque natural de Karwendel, ideal para recorrerlo a pie o en bicicleta.

Mils es un lugar perfecto para la relajación, no muy lejos de Hall pero lo suficiente como para descansar de su ritmo acelerado. Thaur es considerado como la “huerta más grande del Tirol” por sus famosas verduras frescas. Tulfes se enorgullece de tener a Glungezer, una estación de esquí muy conocida en Tirol.

Volders cuenta con un sendero circular de 10 kilómetros donde se pueden apreciar reliquias históricas como el asentamiento Himmelreich. Por Wattenberg pasan senderos de larga distancia muy bien conocidos como el sendero de Munich a Venecia “Traumpfad”.

Desde la región también se organizan interesantes excursiones de un día a la cercana ciudad de Innsbruck: el techo dorado, el salto de esquí de Bergisel, y también el Campeonato Europeo de Fútbol en el estadio Tivoli.

Foto Vía: Haneburger

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Hall in Tirol, Tirol


Deja tu comentario