St. Anton, cuna del esqui alpino

St. Anton

St. Anton se encuentra en el Tirol austriaco, en la región de Arlberg, un lugar especial para los aficionados y entusiastas de los deportes de invierno.

Son 40 km de pistas de esquí de fondo perfectamente establecidas en St. Anton y sus hermosos alrededores. También cuenta con un parque de snowboard, pistas de trineo, pistas de patinaje sobre hielo y románticos paseos en trineo. En verano se ofrecen actividades de senderismo, golf, pesca escalada, montañismo, ciclismo de montaña y parapente. Además hay espacio para el bienestar, en los hoteles especializados hay infinidad de tratamientos de bienestar y de salud.

El pequeño pueblo en sí es considerado como una de las localidades alpinas más importantes y de renombre mundial. Además de los 40 kilómetros de pistas de esquí de fondo hay 260 kilómetros de pistas preparadas con iluminación y no menos de 83 ascensores y góndolas. El mejorado sistema de elevación ha reducido enormemente los problemas de las colas. St. Anton no es el mejor lugar para principiantes o intermedios bajos, para ellos son recomendables las estaciones cercanas de Lech y Zürs. Es una estación ideal para intermedios que buscan mejorar la confianza y proporciona un montón de desafíos para los esquiadores expertos.

El complejo es una larga y extensa zona que mezcla tradicionales y modernos edificios hacinados en un estrecho valle. Solía estar situado entre una carretera muy concurrida y un ferrocarril de largo recorrido, pero el tren se movió antes del comienzo de la temporada 2000-2001 del Campeonato del Mundo, y ahora es área de jardines y pista de hielo.

St. Anton no es un pueblo lleno de lugares para visitar, sin embargo podemos dar una vuelta por el museo del esquí, un museo que cuenta con retazos la cultura popular del Tirol y el desarrollo del esquí alpino.

Y cuando el sol se esconde detrás de los picos de las montañas, y después de una prolongada actividad en el día, es el momento para socializar. La vida nocturna en St. Anton es muy agitada, no apta para las personas que prefieren una vida tranquila y suave. Hay un montón de animadas discotecas y bares que no cierran hasta las 2 de la mañana.

El complejo es la elección ideal para las personas que gustan de la bebida, que son amantes de la música disco y de los deportes de invierno. En general todos las instalaciones como hoteles, discotecas y boutiques son costosas. Así que lo más imprescindible en este lugar para el turista no es la cámara sino el dinero.

Foto Vía: Giggy

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Tirol


Comentarios (1)

  1. que paisajes más bonitos. Esquiar por allá debe ser todo un lujo y una experiencia única.

Deja tu comentario