- Sobre Austria - https://sobreaustria.com -

Kaprun, esquí de verano

Kaprun es un pequeño pueblo alpino en el distrito de Zell am See, en el estado de Salzburgo. A los pies del glaciar de Kitzsteinhorn, es un centro de deportes durante todo el año.

Kaprun está abierto todo el año gracias a su glaciar que llega hasta los 3000 metros sobre el nivel del mar. El funicular ha sido sustituido por un nuevo sistema de telecabina. Hay un cuello de botella para llegar a la montaña desde la base en Kaprun, pero una vez allí, pocas veces aparece una larga cola. La mayor parte de la montaña Kaprun está comprendida dentro de la categoría principiante-intermedio. Sin embargo, el pase nos permite visitar las inmediaciones de Zell am See, la capital del distrito, que es más grande y tiene un terreno más avanzado.

La atracción especial para los turistas de todo el mundo es la estación de esquí del glaciar Kitzsteinhorn por su gran altitud. Allí es donde los entusiastas de los deportes de invierno satisfacen sus deseos de diversión gracias a las buenas condiciones de la nieve. Se puede disfrutar de polvo de nieve perfecta en otoño, pistas de nieve brillantes a lo largo de la primavera y, por supuesto, un invierno blanco magnífico, con absoluta garantía de una cubierta de nieve natural para quienes aprovechan hasta la última de las ofertas de esquí del mercado turístico.

Incluso en verano, es completamente posible utilizar las pistas, que cubren una distancia de 41 kilómetros. Cerca de 20 kilómetros de nieve esponjosa se encuentran en Maiskogel, el hermano pequeño de Kitzsteinhorn. Esta montaña familiar con su suave pendiente ascendente, constituye la base ideal para aquellos que están a punto de empezar a hacer deportes de invierno.

Fue la primera zona de los glaciares en Austria en ser explotada para el esquí y permite durante todo el año unas completas vacaciones de esquí. Hoy día, el Kitzsteinhorn sigue siendo muy popular para el esquí de verano y cerrado sólo para los trabajos de mantenimiento a finales de verano, por lo general por un período de cuatro semanas.

Pero más allá de las pistas de esquí, Kaprun es un lugar con una buena combinación de una alimentación tradicional austriaca y cocina más nueva, y con una animada vida nocturna. Su figura es su castillo, Burg Kaprun, fue erigido en una pieza prominente de roca en el siglo 12. Hasta hoy, ha estado sirviendo como una plataforma para muchos eventos culturales. Su torre oriental, llamada Turn ze Chaprunne, fue construida en el estilo románico.

Foto Vía: Leo-setä