Friesach, la población más antigua de Austria

Friesach con la fortaleza de Petersberg

Friesach es una población que se encuentra en el distrito de Sankt Veit an der Glan, en el estado de Carintia en el sur de Austria. Esta población es reconocida como la más antigua de todo el país y es visitada tanto por los turistas locales como los extranjeros por sus paisajes pintorescos, por sus hermosas construcciones y por mantener hasta el día de hoy ese espíritu tradicional austriaco.

Esta ciudad al sur de Austria tiene un área de un poco más de 120 kilómetros cuadrados, alcanzando una altura de 631 metros sobre el nivel del mar, está en el norte del estado de Carintia muy cerca de Estiria y a sólo unos cuarenta kilómetros al norte de la capital de este estado, Klagenfurt, así que desde allí es muy fácil de que llegues hasta esta pequeña población.

Friesach es considerada la ciudad más antigua de Austria ya que se tiene récord de ella por primera vez en el año 860 en un documento. Uno de los lugares más populares y visitados por los turistas allí es la fortaleza de Petersberg, que es posiblemente igual de histórica que el resto de la ciudad, que fue construida para prevenir que el Emperador Henry IV cruzara los Alpes.


Iglesia de San Batolome en Friesach

Sin embargo la ciudad como tal que puedes ver en la actualidad no se consolidó sino hasta 1215 convirtiéndose en una población dedicada al mercado y al comercio de lo que puedes ver rastros en la actualidad en los sitios en los que solían hacerse esta clase de negocios, además de ser una ruta comercial importante entre Viena y Venecia, por lo que los comerciantes también influyeron en los estilos en los que se desarrolló este lugar.

Uno de los lugares más recomendados para que visites es el casco histórico o la parte medieval de Friesach que está construida alrededor de la iglesia parroquial que es de estilo románico y que está dedicada a San Bartolomé, no te pierdas entrar a ella y ver toda la historia que tiene dentro, aunque por fuera su inmensidad y sus colores grisáceos también son un espectáculo para la vista.

Foto 1 Vía: Johann Jaritz
Foto 2 Vía: JJ55

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Carintia, Friesach


Deja tu comentario