Rattenberg, romance y tranquilidad

rattenberg

Con unos 400 habitantes, Rattenberg es el pueblo más pequeño de Tirol en términos de terreno, con una superficie de 0,1 kilómetros cuadrados. Se encuentra en la orilla sur del río Inn, cerca de donde empieza el valle Alpbach. Rattenberg es parte de Alpbachtal Seenland y es uno de los principales atractivos de esta región.

El hecho de ser nombrado como un pueblo más que como una aldea se debe a una larga historia que dio algunos privilegios significativos para Rattenberg. En el pasado el pueblo sirvió de aduana en la frontera entre Baviera y Tirol. Rattenberg fue también un importante punto de tránsito para todo tipo de mercancías en el río Inn. Al igual que Kufstein y Kitzbühel, Rattenberg fue parte de Baviera hasta 1504, cuando entró a formar parte del imperio de los Habsburgo gracias al emperador Maximiliano I.

Hoy en día, el pequeño pueblo es conocido por su famosa industria del vidrio. En medio de un paseo por el centro de la ciudad es inevitable encontrar negocios dedicados a la producción o venta de vidrio.

Este pintoresco pueblo permanece casi sin cambios desde el siglo 16. Un paseo por las antiguas calles de Rattenberg te hace sentir como si estuvieras en la época medieval. Hay un castillo en una colina sobre el pueblo, donde podemos disfrutar de vistas maravillosas sobre Rattenberg, el río Inn y el resto del valle.

rattenberg

Caminar a lo largo de la orilla del río Inn y ver sus particulares casas es algo que no nos podemos perder. Visitar la iglesia parroquial de San Virgilio y admirar su arquitectura del siglo 15, el altar construido por Meinrad Guggenbichler, así como el santuario de San Notburga, un santo local nacido en Rattenberg.

Otra atracción es el Museo de San Agustín que ofrece exposiciones de arte regional con un enfoque en los objetos gótico y es uno de los museos más importantes de Tirol. Además el festival anual del castillo y el auténtico advenimiento de Rattenberg, convierten al pueblo en centro cultural de la región. En época de Navidad la ciudad se convierte en uno de los más bellos mercados de Navidad, con antorchas y velas, fuegos al aire libre y espectáculos de tradiciones de Adviento y de música en vivo.

Foto 1 Vía: Wolfgang Glock

Foto 2 Vía: Anton Prock

Imprimir

Categorias: Tirol


Deja tu comentario