- Sobre Austria - https://sobreaustria.com -

Reloj de ancla o Ankeruhr en Viena

La capital austriaca, Viena, tiene cientos de pequeñas atracciones que te tomaría mucho tiempo por descubrir.

Pero es que algunos turistas prefieren ver esos lugares particulares y únicos sobre aquellos más visitados y a los que todas las personas van de forma masiva. Uno de estos lugares es el famoso reloj de ancla que puedes encontrar en la parte histórica de esta ciudad.

Este reloj de ancla, también conocido como Ankeruhr, fue construido entre los años 1911 y 1917 siguiendo los planos del pintor Franz von Matsch. Este lugar lo puedes encontrar en la plazoleta más antigua de toda la ciudad de Viena, que es llamada Hoher Markt, y en él puedes ver un diseño típico Art Nouveau, y tal vez esto sea lo que atrae a un buen porcentaje de visitantes a su parte baja.

El reloj de ancla de Viena forma un puente entre dos partes de la edificación de la Compañía de Seguros Anker, por lo que fácilmente puedes pasar por debajo para tomarle fotografías y simplemente verlo detalladamente. Allí podrás ver que el reloj en si mismo está adornado con ornamentos de mosaico y que tiene un diseño que hace que te sientas en la capital austriaca de otros tiempos.

En el curso de doce horas del día puedes ver como desfilan doce figuras históricas, ya sea solas o en parejas, a lo largo del puente. Entre ellas se encuentran el escritor de poesías medievales Walther von der Vogelweide, el famoso músico austriaco Joseph Haydn, el Príncipe Eugen de Savoya y la Emperatriz María Teresa; por lo que harás un recorrido por la historia austriaca.

Uno de los momentos en los que llega una mayor cantidad de turistas para ver este reloj de ancla es el medio día, porque a esta hora tienes la oportunidad de ver todas estas figuras históricas paseando de un lado al otro del puente acompañadas de diversas piezas musicales que perteneces a diferentes épocas del país. Por eso te recomiendo que llegues un poco temprano, en especial en momentos vacacionales, para que puedas encontrar un buen lugar para ver el show del reloj.

Foto Vía: Gryffindor