- Sobre Austria - https://sobreaustria.com -

Liezen, centro industrial en Estiria

Al oeste de Admont está Liezen, el centro industrial de la parte de Estiria del valle de Enns. La ciudad en sí no es particularmente interesante para los visitantes, al menos no para los internacionales, pero hay que decir que Liezen ofrece buenas compras y varios eventos culturales que se desarrollan durante todo el año, además de ser un buen punto de partida para excursiones a las partes de Estiria de Salzkammergut, así como para Admont.

Los primeros pobladores de la zona de Liezen y sus alrededores fueron los Illyrer aproximadamente 800 AC. Ellos se encargaron de darle el nombre al valle de Enns y el pase de Phyrn. No se sabe mucho sobre su forma de asentamiento y cultura.

En el año 500 AC, los soldados romanos llegaron y adjuntaron a Liezen a su Imperio Romano. Los romanos fueron responsables de excelentes carreteras, e hicieron una carretera a través de Lieze desde Virunum (Klagenfurt) a Ovilava (Wels).

Al final del Imperio Romano, el área alrededor de Liezen quedó desierta. En el año 600 los eslavos se establecieron en Liezen y de ellos Liezen recibió este nombre, que significa algo así como «lugar de pantano» o «prado húmedo». En el siglo 8 Carlomagno ganó la guerra contra los ávaros y los bávaros y franconianos fueron a vivir a Liezen.

Hoy en día Liezen es una ciudad comercial muy importante. La combinación de hipermercados, centros comerciales, tiendas especializadas, así como las posibilidades de amplio aparcamiento y la buena ubicación de tráfico hacen de Liezen un activo importante de la economía de la región.

Los visitantes que son atraídos a Liezen por lo general van para el «Internationaler Wettbewerb für Violincello«, un concurso de música. El evento tiene lugar cada dos años y atrae a más de 100 artistas de todo el mundo. Otro festival que atrae a los amigos de la música es el «Liezener Musikfrühling«, un festival con una mezcla bastante peculiar de jazz, canciones de entretenimiento alemán y música clásica.

A pesar de ser utilizada como un punto de partida hacia otros destinos, Liezen tiene varios sitios de interés que vale la pena mirar: la iglesia parroquial con una cúpula de cebolla, el Ayuntamiento, y el hermoso paisaje que se observa en alguno de los cerros que rodean Liezen.

Foto Vía: Anna reg