Braunau am Inn, más allá de la sombra de Hitler

Braunau am Inn

Braunau am Inn es una encantadora ciudad en Austria, en la orilla sur del río Inn, que separa a Austria y Alemania. Esta ciudad fronteriza ha logrado una atención no deseada, como el lugar de nacimiento de Hitler, pero merece ser reconocida más por sus atracciones que por este acontecimiento del destino. Sin embargo, la gente es amistosa y te dirigirá a la casa donde nació Hitler si se le pregunta muy bien.

No sólo la ubicación central entre Linz y Munich o Salzburgo y Passau hace de Braunau am Inn un destino turístico atractivo en cualquier época del año. La animada ciudad, situada en la frontera bávara, es bien conocida por su antiguo casco histórico con lugares de interés, la diversidad cultural y el trato incomparable.

La ciudad de más de 750 años de comercio impresiona con una de las plazas más grandes de todas las ciudades a lo largo de los ríos Inn y Salzach. Las casas altas y las fachadas cuidadosamente renovadas dan al centro de la ciudad su aspecto incomparable. El lugar de referencia es la iglesia parroquial de San Esteban, con una de las torres más altas de Austria y una cúpula en forma de cebolla.

Braunau am Inn

La plaza principal Stadtplatz es abrazada por las casas comerciales con fachadas de color pastel. La torre principal medieval o Torturm con un pequeño carillón es otro de los rasgos más prominentes de la ciudad.

Para los curiosos, no muy lejos de Torturm está la casa natal de Hitler. Allí nació en 1889 y donde sólo pasó dos años de su vida antes de mudarse con su familia a Linz. Una piedra en memoria de las víctimas del fascismo se erigió cerca de esta casa. La piedra de granito traída del campo de concentración de Mauthausen fue tallada con una inscripción que dice Für Frieden Freiheit und Demokratie, nie wieder Faschismus, millionen Tote Mahnen. La traducción sería algo así como «por la paz, la libertad y la democracia, nunca más fascismo, millones de muertos recuerdan».

Durante el paseo por la ciudad experimentarás la actitud relajada de la vida y su encantadora hospitalidad. Por último, la ciudad ofrece también numerosas actividades deportivas y de ocio.

Foto 1 Vía: Aconcagua
Foto 2 Vía: Philipp Mayer

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Alta Austria


Deja tu comentario